Sonia Heilbron

Cali, Valle

Joyeros

Joyas

 

Sonia Heilbron

Diseñadora de joyas

 
 


Joya caleña

En materia de joyas y accesorios, se destaca, en la pasarela del Exposhow 2005, lo que trae Sonia Heilbron,  la diseñadora de joyas caleña que presenta en la quinta versión del Exposhow una colección cuyo propósito es adornar a la mujer imprimiéndole un aire de modernidad. Heilbron, quien fue considerada como la revelación del año anterior por su espectacular desfile, Ilega este año con una propuesta surtida en colores y piedras semipreciosas.

Las piezas de esta colección han sido elaboradas mediante un detallado trabajo artesanal, en plata de 50 y baño en oro de 24 quilates. Aretes, pulseras, brazaletes, collares, anillos, hebillas y broches llenos de color y figuras exóticas tejidos en filigrana momposina y cristalería Swarosvki, revelarán una propuesta muy moderna, en la que el glamour es el protagonista. Cada joya ha sido creada con un estilo exclusivo y muy chic para que quien la use no pase inadvertida. Una colección que enamorará a la mujer de hoy, elegante y moderna.

Tomado de la Revista Semana No.1221, 26 de septiembre de 2005

horizontal rule

 


LA COLOMBIANA DE SWAROVSKI

Ha pasado más de un año desde la más trascendental visita que Sonia Heilbron recibió en su almacén en Cali. Maya Langes-Swarovski se apareció ante su puerta sin avisar. Pero la sorpresa no fue sólo para la caleña, sino también para la ex esposa de Gernot, hijo del fundador del emporio Swarovski... quedó hechizada con las joyas de Sonia, una mezcla de los finos cristales y la filigrana momposina.

El contacto estaba hecho y la "Condesa Swarovski", a su regreso a Europa, le envió un paquete que contenía lo que se convertiría en el material de su fama. Era uno de los regalos más valiosos y bellos que había recibido en su vida. Ese gran surtido de cristales de todos los tamaños, formas y colores fueron la base de la colección de joyas que la caleña presentó con éxito en septiembre, en el Cali- Exposhow 2005.

Al mes siguiente del desfile, recibió una llamada de Reinhard Mackinger, presidente de la compañía para las Américas. Sólo oyó elogios y buenos augurios. En enero de 2006 se dio el primer encuentro en Nueva York. Los resultados de la entrevista fueron "brillantes"... Sonia Heilbron tenía el patrocinio de la casa de joyas creada por Daniel Swarovski a finales del siglo XIX.

Pero el camino del éxito se había iniciado en 1995. Ese año se atrevió a dejar a un lado las campañas de publicidad y el mercadeo que aprendió en sus años de universitaria en Bogotá, para abrir su propio negocio: una empresa de platería, con diseños exclusivos, producidos en plata ley 0.950 y oro de 24 quilates por artesanos colombianos. Luego Sonia "pulió" su destino y convencida de que lo suyo era el diseño de joyas, decidió estudiar en el First Institute of Gemology & Jewelry School, en Miami (Florida). Una decisión acertada, que después de 10 años de trayectoria la llevará a su segundo encuentro con Swarovski el próximo 7 de noviembre.

Tomado de la Revista Cromos No.4622, 2 de octubre de 2006

horizontal rule

SONIA HEILBRON:  UNA EMBAJADORA DE LA FILIGRANA MOMPOSINA


La diseñadora colombiana es la única en el mundo que ha unido la tradicional técnica caribeña con el lujo de los cristales Swarovski.

Sonia HeilbronSu pasión por el diseño de joyas despertó desde que Sonia era apenas una niña. “Desde chiquita usaba las joyas de mi abuela paterna que vivía en Barranquilla. Me la pasaba metida en su closet”, señala Sonia Heilbron, sin imaginarse que ese juego inocente e infantil la llevaría a convertirse en la mujer exitosa que es hoy.

“Mi abuela tenía aretes y prendedores muy curiosos por la forma en la que estaban tejidas las flores y mariposas que los componían. Fue la primera vez que conocí la filigrana momposina. En ese momento nació mi fijación” díce.

La filigrana momposina es una clase de orfebrería, que tiene más de 500 años de antigüedad y llegó a Colombia con la colonización española. Consiste en la construcción y manufactura de joyas tejidas a mano con hilos de plata y oro de Ley de .925.

“Cuando empecé con la joyería siempre tuve en mi mente que era con la filigrana que quería trabajar y me propuse darla a conocer en el mundo y rescatar esta hermosa técnica modernizándola con los cristales Swarovski”, cuenta Sonia. “La filigrana momposina es considerada un arte. En mi taller trabajo con orfebres increíblemente dedicados a su trabajo que me permitieron incorporar los diferentes materiales de
Swarovski para la creación de mis colecciones”, explica la caleña hija de papá colombiano y mamá alemana.

Sonia estudió Mercadeo y Publicidad en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, segura de que ese sería su destino. Ella estaba convencida de que el ámbito publicitario era lo suyo, sin embargo su vena artística estuvo latente durante sus estudios, empezando el negocio de joyas y accesorios como un hobbic.

“Al pasar los años y ver la acogida tan grande que tuve, me di cuenta de que el diseño de accesorios era lo que realmente me apasionaba y que definitivamente quería dedicarme a esto toda la vida”, cuenta. Por eso Sonia partió a Estados Unidos, a Florida específicamente, para estudiar diseño de joyas en el First Institute of Gemolo-gy&Jewerly School.

Fue entonces en 2004 cuando Sonia decidió crear una marca bajo su nombre de pila. Con el tiempo Sonia Heilbron empezó a expandirse en Colombia, Estados Unidos, Panamá, Venezuela y Kuwait. El éxito no dio espera. Heilbron participó por primera vez en Cali Exposhow y también los dos años siguientes.

En 2009, la caleña se radicó en México. Ese mismo año fue invitada a participar en el Mercedes-Benz Fashion Week México y allí fue escalando logros con su firma de joyas. El año siguiente también hizo su aparición en la Semana de la Moda del país azteca logrando descrestar a Eva Hugues, editora en ese entonces de la revista Vogue México, quien eligió a Sonia como una de las seis mejores diseñadoras de vanguardia del mundo. Hasta el momento, ha sido invitada a participar en ocho ediciones de la aclamada revista de moda.

Vivió siete años en México pero Sonia siempre se mantuvo en contacto cercano con su tierra natal. Su taller se encuentra en Cali y desde allí “exportamos las joyas”.

 Con su más reciente colección Mompox Aboriginal, inspirada en el mágico pueblo de Mompox, su historia, cultura, época colonial y las figuras precolombinas de los indígenas colombianos, Sonia fue elegida por la modelo y empresaria Jessica Minh Anh como la única joyera latina para participar en la novena edición del J Spring Fashion Show, que se realizará sobre una pasarela flotante en el rio Hudson de Nueva York el 19 de marzo. “Me siento muy orgullosa y complacida de presentar el arte de la filigrana al mundo”, señala Sonia.

“Siempre soñé con tener una pasarela en Nueva York, hoy ese sueño se hace realidad. Ahora a seguir adelante”, concluye

Tomado de la Revista Cromos no. 4916, 13 de marzo de 2015

horizontal rule