Juan Antonio Cuellar

Bogota

Compositores

 

Juan Antonio Cuellar

Juan Antonio Cuellar

compositor

 
A ColArte

 

 

 

Estudió composición con Guillermo Gaviria en la Pontificia Universidad Javeriana, donde se graduó como Maestro en Composición en 1994. Culminó sus estudios de maestría y doctorado en Indiana University gracias a una beca Fulbright, bajo la tutoría de profesores como David Dzubay, Eugene O’Brien y Don Freund. Juan Antonio Cuéllar ha recibido varios reconocimientos por su obra, entre ellos el Premio Nacional de Composición del Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogotá, el Indiana University Dean’s Prize in Composition, el Premio de Composición Arte de la Música, y el Kuttner String Quartet Composition Competition. Por invitación de American Composers Orchestra, Participó en la edición de 2002 de las Whitacker New Music Sessions. Ha obtenido becas del Ministerio de Cultura de Colombia, del Instituto Colombiano de Cultura y de Indiana University, y ha publicado y grabado algunas de sus obras sinfónicas y de cámara.
Paralelamente a su labor como compositor, ha sido profesor en las áreas de teoría y composición en la Universidad Javeriana y en Indiana University School of Music.
Durante varios años se desempeñó como Decano Académico de la Facultad de Artes Visuales de la Pontificia Universidad Javeriana.Tomado de http://www.javeriana.edu.co/Facultades/Artes/musica/profes_musi/planta/cuellar.htm , 2015

Juan Antonio Cuéllar obtuvo su maestría y su doctorado en composición en la prestigiosa Jacobs School of Music de Indiana University. Sus obras han sido merecedoras del premio Arte de la Música (1993), el Premio Nacional de Composición del Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogotá (1999) y del Indiana University Dean’s Prize in Composition (2000).

Conversaciones. Variaciones para violín, violonchelo y piano, Op. 32 está concebida en tres partes, que a su vez cuentan con 3, 5 y 3 variaciones respectivamente. Es decir, se trata de once “fragmentos musicales” en los que el compositor decidió conversar musicalmente con otro compositor del pasado: Así, la primera variación está dedicada a Jarrett, la segunda a Stravinsky, la tercera a Ligeti, la cuarta a Webern, la quinta y sexta a Clara Schumann —que también aplica para su hermano Robert Schumann—, la séptima a Scriabin, la octava a Rachmaninoff, la novena y décima a Ginastera y la onceava a Coda, que contiene elementos expresivos derivados del currulao y el bambuco caucano.

“Por medio de una flexible red de modulaciones temporales, Cuéllar logra que escuchemos la obra entera como un proceso orgánico de aceleraciones y desaceleraciones cuyos límites se hacen difusos por el cambio constante de tamaño de pulso, de tipos de agrupación, etc.”, explica el compositor e investigador Rodolfo Acosta en las Notas al Programa de este concierto.

Texto suministrado por el Banco de La República, 2018