Shakira Shakira

Barranquilla

Cantantes

Personaje

 


 Shakira

Su pensamiento

cantante

 

 

El pensamiento de Shakira

La canción de la esperanza

Una no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Cuando tenía siete años, el negocio de joyería de mi padre entró en bancarrota. Yo no sabía qué significaba esa palabra, y cuando mi familia me envió adonde unos amigos en Los Angeles, nunca pensé que mi vida normal  sería diferente.

Cuando regresé a casa, todo había cambiado: los dos automóviles en los que nos llevaban a la escuela y los amigos de la cuadra con los que solía jugar. El aire acondicionado que nos mantenía frescos en el duro calor tropical había sido vendido y tuvo que ser sustituido por humildes ventiladores de aspas, y el televisor de colores debió ser reemplazado por un viejo y pequeño aparato de blanco y negro. Las ricas comidas a las que yo estaba acostumbrada fueron reemplazadas por ligeras raciones que mi madre compraba.

De una clase media acomodada, nos habíamos vuelto pobres de la noche a la mañana, y desde la perspectiva de una niña de siete años no parecía haber nada peor. Recuerdo vivamente mi desesperación en aquellos momentos.

Pero mis padres encontraron la manera de hacerme ver la situación y de mostrarme lo afortunada que en realidad era, dado que había otras familias que sobrevivían con menos. Y para que yo me diera cuenta de que uno no aprecia las cosas sino hasta que las pierde, y también de lo afortunada que de todas maneras yo era, mi padre me llevó a un sector de Barranquilla donde vivían unos niños de la calle. Tenían más o menos mi edad, y sus rostros no eran muy diferentes del mío o del de cualquiera de mis amigos de entonces: la diferencia es que ellos literalmente no tenían nada. Vivían en medio de la suciedad y la tristeza, arropados por harapos, esculcando en las canecas de basura alguna sobra para comer. Muchos aspiraban pegante como para mitigar el dolor de su existencia.

Y tenían los pies descalzos.

En ese momento me prometí a mí misma que en el primer instante en que pudiera ayudar a estos niños de la calle, lo haría. Y por esa imagen de aquellos niños desarrapados que mi padre me llevó a conocer, es que mi primer álbum se llama así: Pies descalzos.

Es un nombre en homenaje a esos niños cuyos rostros persisten en mi memoria. Sólo espero que de alguna manera sea capaz de servir de voz para esos niños que no tienen nadie que los escuche, ni nadie que los cuide. Yo tenía 18 años cuando aquel primer álbum salió al mercado, y desde entonces creé una fundación de caridad para tratar de ayudar a pequeños como los que observé diez años antes en el parque. Esperaba que al mismo tiempo que mi carrera profesional triunfara, así podía colaborar para que todos esos niños escaparan de la pobreza y progresaran.

Durante los últimos diez años, la Fundación Pies Descalzos ha ayudado con éxito a miles de niños pobres. Por menos de dos dólares al día, las escuelas que hemos fundado les brindan una educación especializada, una nutrición balanceada, ayudas específicas para aquellos que sufrieron experiencias trágicas, y la oportunidad de estimularlos para romper el ciclo vicioso de la pobreza.

Por eso no piensen que es imposible educar a los niños pobres. Lo hacemos cada día en Colombia, el segundo país, después de Irak, en número de desplazados a causa de los horrores de la guerra. Ahora queremos llevar estos programas educativos a otras partes del mundo a través de una fundación estadounidense: Barefoot.

[...] Ese niño con los pies descalzos que observé en un parque hace años merece la oportunidad. Shakira

(Fragmento, revista Newsweek, octubre de 2008).

Carta de Shakira

Nací en un país latinoamericano especialmente golpeado por la injusticia. Tengo la certeza de que el mundo habla con frecuencia de los problemas de Colombia tales como el narcotráfico y los grupos subversivos. Sin embargo existe una dificultad que afecta a nuestra sociedad de manera profunda: más de tres millones de personas han sido desplazadas de sus tierras debido a la violencia, situación que ha sido definida por la Organización de Naciones Unidas como la tercera tragedia humanitaria del planeta. Un número casi igual de niños sufre los efectos psicológicos de la guerra y no asiste al colegio en Colombia. Sólo con cerrar los ojos puedo imaginar su rostro y el destino cruel que les espera. Cada uno de estos niños tiene un nombre, un corazón y un sueño y sus vidas son tan valiosas como la mía o la tuya. A pesar de ello, muchos de estos pequeños mueren cada día en completo abandono.

Soy una mujer que se pregunta constantemente acerca de sus retos en la vida, y estoy segura de que mis metas no son sólo vender discos. Creo en cambio que mi carrera artística es una herramienta para comunicar a los otros los problemas reales que atraviesan las personas y para contribuir en la búsqueda de soluciones efectivas. Este planeta sería un lugar mejor si cada uno de nosotros pensara un poco sobre las necesidades de otros y asumiera responsabilidades.

La Fundación Pies Descalzos desarrolla un programa para miles de niños víctimas de la guerra en mi país, proporcionándoles nutrición completa y útiles escolares como incentivo para que sus padres les permitan asistir al colegio. De esta manera disminuimos el número de pequeños de entre diez y doce años que son obligados a trabajar en las calles, a caer en la prostitución y a unirse a diferentes grupos armados ilegales o a la delincuencia común. |

[...] Confío en que con el paso de los días habrá más personas dispuestas a ayudar a quienes lo necesitan, y en la medida en que esto suceda, el mundo conocerá la paz. (Fragmento). ?

Tomado de la Revista Diners No.470,  mayo de 2009

horizontal rule

   

‘Shower’ benéfico de Shakira

Shakira y Pique en campaña de UNICEFLa colombiana Shakira y su pareja, Gerard Piqué, lanzaron una campaña benéfica con Unicef a la que llamaron ‘Shower virtual’, para apoyar a los bebés desfavorecidos del mundo.

Aprovechando la imagen de la pareja (incluso con fotos de la última etapa de su embarazo), la campaña busca mejorar las condiciones en que llegarán al mundo niños que viven en pobreza extrema.

"La llegada de nuestro primer bebé es un momento único en nuestras vidas, por ello hemos querido invitarlos a nuestro baby shower en asociación con Unicef’, dice la invitación, en el sitio web uni.cf/ baby.

Por medio de redes sociales como Twitter y Facebook, se pueden comprar ‘regalos aspiracionales’, como un mosquitero, vacunas o alimentación terapéutica para atender la salud y la nutrición de un niño en zonas de alto riesgo. De igual modo, quienes tengan intereses menos filantrópicos pueden visitar la ‘habitación virtual’ del bebé de la cantante barranquillera y aprender sobre temas como la supervivencia infantil. También hay un video de bienvenida, grabado por Shakira y Piqué, así como fotos exclusivas.

Tomado del periódico El Tiempo, 17 de enero de 2013

horizontal rule