La Toya, Maria Victoria Montoya

Santa Marta, Magdalena

Modelos, Presentadores (top model, peinados; publicista)

Personaje

 


Maria Victoria Montoya

La Toya Montoya 

http://latoyamontoya.blogspot.com/ 

Modelo

 

 
A ColArte
 

Vea otras imágenes de La Toya Montoya en ColArte

   
   

La Toya, que fue la representante de un reinado distinto, que combina la belleza, los deportes acuáticos y la rumba, en una celebración que por unos cuantos días se toma Santa Marta, está a horas de dejar la corona que se ganó hace un año representando a la ciudad anfitriona. Es verdad, mostrando su carisma costeño, no solo se llevó el primer lugar y, de paso, un carro (el premio a la reina), sino también un espacio dentro de los afectos de muchos samarios.

Hace un año La Toya demostró no solo su belleza y simpatía, sino sus innegables habilidades atléticas al hacer esquí acuático a impresionar a un público que la vio practicar con maestría un deporte poco usual para una reina (al que se dedica desde los ocho años). Fue electa con justicia y también estuvo en nuestra portada. Ella encarnó el espíritu de una celebración. Hoy María Victoria tiene 22 años, es publicista graduada y modelo reconocida. Su papel como soberana, sin duda lo representó bastante bien aunque no fue tan amplio como quiso, pues algunas de sus expectativas no fueron satisfechas, debido a que no siempre tuvo las suficientes oportunidades para promocionar a su tierra ni contó con todo el apoyo que esperaba.

Después del reinado aparecieron nuevas oportunidades. Hace poco participó en la Isla de los famosos, donde duró 49 días en las condiciones precarias que supone un reality de esa naturaleza, pero que para ella, según cuenta, fue como ir al parque Tayrona, donde acostumbra a acampar en circunstancias parecidas. Por lo que dice el reto se le facilitó mucho y, asegura, que sin pensarlo o aceptaría de nuevo.

Pero ahí. no para el asunto, pues como modelo las puertas se le han seguido abriendo. De hecho, el año pasado estuvo una temporada en México, donde su éxito en pasarela fue tanto, que pronto regresará a ese país. Además, aquí en Colombia ya es reconocida en ese medio, en el que está involucrada desde que tenía 16 años y al que se le dedica en tiempo completo desde hace año y medio.

Por lo pronto esta mujer entregará el cetro, no sin antes hacer la última propaganda a sus fiestas y a su tierra, de la que definitivamente esta mujer es digna embajadora. Claro, La Toya hace hincapié en que aún falta un poco de publicidad para que todos los colombianos se animen a asistir y para que las reinas tengan un papel más activo y se les involucre más. Por último, La Toya invita a una fiesta que promete mucha diversión y a una ciudad que siempre está abierta y preparada para recibir con todas las de la ley a sus visitantes.

Tomado de la Revista Carrusel No.1422, 29 de junio de 2007


 


Sin enredos en la cabeza

por Flor Nadyne Millán

Nunca digas nunca. Esa es la máxima de Toya Montoya, una de las modelos más cotizadas en Colombia. Y ese viejo dicho recobra validez para ella, pues al estar cerca de los 25 años, se llena de ansiedad al recordar cuando se imponía la meta de retirarse del modelaje a esa edad . "Pero ya no quiero hacerlo", aclara. Y cómo no, si ahora está en su cuarto de hora. Ocho años después de subirse a una pasarela ve los frutos de su disciplina. Esta samaria es consentida y elegida por grandes campañas publicitarias.

La frescura que irradia, su figura atlética y esa melena castaña, brillante y muy bien cuidada, le han valido más de una jugosa contratación en los últimos meses. Toya es imagen de una marca de vestidos de baño, de máquinas de afeitar, de productos capilares y ha recibido propuestas para presentar. Pero ella, graduada de publicidad hace un par de años, tomará algunos cursos antes de arriesgarse a debutar con todas las de la ley. Tengo la actitud y las ganas, pero me falta preparación", insiste con honestidad. No le gusta hacer las cosas a medias, por eso está concentrada en sacarle provecho a su bien lograda fama en el país, "porque sé que ya estoy vieja para modelar en Europa", remata entre risas. Y, claro, también le saca partido a su envidiable melena, la excusa perfecta para que nos cuente porqué es una mujer sin enredos en la cabeza.

Tomado de la Revista Carrusel No.1502, 17 de abril de 2009


 
 


¿Qué tiene la Toya Montoya?

Sin ser reina o presentadora de farándula, la modelo María Victoria Montoya ha aparecido en cuatro portadas de revistas y en tres campañas publicitarias en el último mes. El boom de la top, que está tan cotizada como Carolina Cruz y Adriana Arboleda, fue analizado por expertos de la moda que alcanzaron a creer que el cuarto de hora de la hermosa joven jamás llegaría.

La Toya Montoya es una de las pocas mujeres del modelaje colombiano que se ha labrado un nombre en las pasarelas y la publicidad sin necesidad de aparecer en las secciones de farándula de los noticieros o en las telenovelas del país.

Es más, nunca mostró interés en el Concurso Nacional de Belleza como trampolín para su carrera de maniquí, a diferencia de algunas top models criollas como su coterránea, la samaría Taliana Vargas y la barranquillera Valerie Domínguez. Pero aun así, la joven de 24 años de un momento a otro llamó el interés de los medios, que la adoran y la entrevistan por su carisma y belleza, y no por la simple curiosidad que despertó el final de su romance con el actor Michel Brown, uno de los protagonistas de la telenovela Pasión de gavilanes.

En los últimos seis meses, María Victoria Montoya, más conocida como La Toya, ha aparecido en tres importantes campañas publicitarias y varias portadas de revistas como Soho, Carrusel, Fucsia Novias y La Revista de El Espectador, entre otras. "Acá en Colombia es difícil que te conozcan como modelo si no trabajas en televisión. Para mí ha sido muy duro abrir las puertas sin ese valor de la presentación de noticias o de la participación en el reinado", dice la joven, que empezó hace ocho años en las pasarelas.

Después de un larga indiferencia de la prensa hacia ella, por fin logró entrar en las grandes ligas del modelaje. Desde hace siete meses se pasea airosa por el ranking de divas como Carolina Cruz, Andrea Serna, Norma Nivia, Adriana Arboleda, Claudia Lozano, entre otras diosas de diseñadores y prestigiosos fotógrafos. Pero, primero pasaron ocho años de mucho trabajo silencioso y cientos de desfiles que únicamente tenían trascendencia en el mercado del diseño y los creadores de moda.

Para los entendidos, ella empezó a sonar con fuerza en estos días justo cuando muchas ferias de moda y diseñadores trabajan por darle un nuevo aire a las pasarelas que han estado dominadas por mujeres que llevan entre diez y quince años en este sector. El propio Tony Marques, uno de los gurús del modelaje colombiano, admite que su pupila apenas se está abriendo camino entre celebridades que llevan largo tiempo en este negocio. "No ha sido fácil para ella, porque sólo hasta ahora hay una necesidad de cambiar las celebridades que la gente ha adorado por años", reconoce el director brasileño de Stock Models.

"Las agencias siempre nos ofrecen las mismas niñas. De ahí, que cuando llega alguien como La Toya, con mucho factor X, la aceptemos con gran facilidad", asegura Hernán Zajar. Este creador momposino no sólo tiene una gran amistad con María Victoria Montoya, sino que hace parte del grupo de Chencho Piñeres, Mónica Holguín y Beatriz Camacho que también incluyen a la samaria en cada uno de sus desfiles y en los catálogos de sus colecciones. "Hay una sobresaturación de las mismas con las mismas top. Las únicas que aparecen en la televisión son las modelos de la publicidad. Son mujeres que están por los 30 años. Sugiero que deben salir y darle espacio a las niñas nuevas como La Toya", asegura Piñeres.

Pero la primera sorprendida con el intempestivo éxito ha sido la propia samaria: "No sé qué ha pasado para que mucha gente me quiera. De un momento a otro, tengo tres campañas como Pantene, Onda de Mar y Gillette". Las respuestas del fenómeno de La Toya las tienen muchas de las personas que han esperado pacientemente el cuarto de hora de la bella jovencita. "Se subió al ranking de las top models porque es ciento por ciento natural. Sin cirugías", dice Irma Aristizábal, de Stock Models. "Se ve bella despeinada, sin maquillaje y con cualquier ropa. Es la ventaja frente a otras chicas", complementa el diseñador Chencho Piñeres. "Es muy elegante y fresca", asegura otra figura de las pasarelas, Julieta Piñeres. "Pero lo más importante es que no está involucrada en escándalos, y eso pesa entre las empresas que la buscan como imagen de sus productos", afirma Tony Marques.

La figura de La Toya apareció con timidez en el mundo del espectáculo hace dos años, cuando fue Reina del Mar, y luego, cuando la revista Hola de España resaltó su noviazgo con Michel Brown, y su belleza exageradamente latina. "Nunca quise ser Señorita Magdalena porque me daba jartera el reinado de Cartagena: es muy mojigato y tiene reglas muy estrictas". Ahora, no sólo se la pelean los anunciantes, sino los canales privados de televisión que la quieren como actriz o presentadora. Sin embargo, los proponentes no esperaban una negativa de parte de la estrella de las pasarelas: "Para la presentación no estoy preparada por mi acento costeño marcado. Quizá más adelante. En cuanto a la actuación, no me interesa".

Por lo pronto, se alista para una audición en la agencia Ford de Nueva York, la encargada de reclutar a los ángeles de Victorias Secret. Pero lo hace sin ejercicios -odia los gimnasios—y sin necesidad de pasar hambre. "Como de todo. Me duele la anorexia. Soy flaca, pero no extremadamente flaca como las modelos europeas.

Con resolución, la colombiana no quisiera trabajar en Europa, donde las exigencias de las tallas dos y cero han generado todo tipo de desórdenes alimenticios entre las adolescentes que sueñan con suceder a Giselle Bündchcn o Naomi Campbell. Como ella misma dice: "No se puede andar amargada por estar pendiente del peso. No comer es jarto".

Tomado de la Revista Jet-Set, Edición No.168, 20 de mayo de 2009


 
 

 

La Toya Montoya: famosa que trabaja por los demás

La modelo y presentadora está dedicada a divulgar una campaña que no solo generará educación entre los niños más desfavorecidos sino también ayuda a proteger el medio ambiente, La Toya, de la mano de la cadena de supermercados Carrefour y Tetra Pak, quiere dotar cinco bibliotecas con sillas, mesas y estanterías erigidas en Ecoplak, un material 10 veces más durable y resistente que la madera, hecho a partir del reciclaje de envases de Tetra Pak (aglomera  los tres materiales de los que está compuesto el empaque: papel, aluminio y plástico). Estas bibliotecas, que también serán entregadas con libros escotares, favorecerán a más de 2.500 niños bogotanos. En palabras de la modelo, "el objetivo es trabajar de manera conjunta para aumentar el impacto social y ambiental en la población bogotana y dar inicio a un proceso de educación en reciclaje".

Tomado de la Revista Cromos No.4839, 1 de junio de 2012 


Famosa con causa

Toya Montoya - modelo humanitaria‘Sonrisas con Futuro’ es uno de los motores de la vida de María Victoria Montoya, o la Toya Montoya como es conocida por muchos. Recuerda que unos amigos samarios, entre ellos Viña Machado, tuvieron la idea de crear la fundación y de ahí en adelante se enamoró de cada niño que hacía feliz con pequeños detalles.

Durante un largo tiempo lo que empezó siendo solo “sonrisas en navidad” fue un comedor comunitario en Taganga, un lugar en el que también se capacitaba a madres cabeza de hogar. “Si hay un niño educado, será una persona desempleada menos a futuro”. La modelo cuenta que esa era la idea en un principio, educar, pero con los días entendieron que había algo más allá. “Para que un niño estudie y aprenda, antes necesita estar bien alimentado, por eso entendimos que debíamos empezar por ahí”.

La Toya admite que poco le agrada hablar de lo que hace en su fundación, no porque no le apasione, sino porque lo hace “por gusto, no porque deba contarlo ante todos”. Sin embargo, cuenta que ser una figura pública le ha ayudado a organizar con celeridad los eventos en los que recolectan fondos.

Hoy, ‘Sonrisas con Futuro’ recolecta dinero para dar regalos de navidad y colaborar con comida, dotación o lo que se necesite en su momento para los niños de escasos recursos, esto en un evento anual al que La Toya llama ‘Una noche de sonrisas’, sonrisas que la han marcado y la impulsan a seguir adelante con su fundación.

 Tomado de la Revista Ellas, de El Espectador, No. 33, 15 de marzo de 2013 



   
       
  http://latoyamontoya.blogspot.com/  (recomendado)