Julian Arango

Bogota

Actores (Television, teatro, stand-up comedy)

Personaje

 


Julián Arango

actor
 

   
 

Otras imágenes de Julián Arango en ColArte

   
 


Bogotá, 1969

Actor - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. "Cartel de los sapos, El" (2008) TV series .... Gaudaña
  2. "Tiempo final" .... Santiago (1 episode, 2008)
        - Broma pesada (2008) TV episode .... Santiago
  3. "Amas de casa desesperadas" .... Tomas Aguilar (23 episodios, 2007)
        - Adiós por ahora (2007) TV episode .... Tomas Aguilar
        - Un día maravilloso (2007) TV episode .... Tomas Aguilar
        - Domingo en el parque con Jorge (2007) TV episodio .... Tomas Aguilar
        - Ya no temas (2007) TV episode .... Tomas Aguilar
        - Vive sola y me gusta (2007) TV episodio .... Tomas Aguilar
          (18 more)
  4. Adiós, Ana Elisa (2006)
  5. Deja vu (Teatro, 2006)
  6. "Amores cruzados" .... Santiago Rincón (1 episode, 2006)
        - Episode #1.1 (2006) TV episode .... Santiago Rincón
  7. "Eco moda" (2001) TV Series .... Hugo Lombardi
  8. "Inutil, El" (2001) TV Series .... Martin Martinez
  9. "Yo soy Betty, la fea" (2000) TV Series .... Hugo Lombardi
  10. "Perro amor" (1998) TV Series .... Antonio Brando
  11. "Tiempos difíciles" (1995) TV Series .... Juan Diego Ramos Perfetti
  12. "Cinescape"

Stand-up comedy

  1. "Ríase el show" (2006)
  2. "Déjennos salir"
  3. "Nidea"
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
 
Aunque su rama profesional iba a ser la publicidad, el mundo mágico de la televisión lo envolvió tanto, que convirtió este oficio en su más grande hobby. Se involucró en el mundo artístico con su ingreso al elenco de Tiempos dificiles, donde interpretó al Gomelo, y allí se enamoró de Ana María Orozco, con quien se casó en abril del año pasado.

Este bogotano nacido el 6 de octubre de 1969 se considera un hombre sencillo, aficionado al cine; de ahí su trabajo como presentador de Cinescape. Es un apasionado por lo que hace, tomador de pelo, pero tímido. Fue el protagonista de Perro amor y ahora encama a Hugo Lombardi en esta novela. Hugo se considera un gay realizado y orgulloso. Sabe que a muchos le molestan sus ademanes; por eso los exagera algunas veces. Sus grandes amigas son Marcela y Patricia, a quienes defiende apasionadamente. A sus enemigos los ataca con igual pasión y es bastante mordaz en sus críticas. En el campo profesional no tiene competencia y no les teme a las críticas.

Tomado de la Revista Tv y Novelas No. 265, 13 de marzo de 2000


 
 
Publicista devenido
en actor. Tiempos difíciles, Perro amor, Betty la fea y El inútil son sus series más recordadas. Recorrió Colombia con Déjennos salir espectáculo cómico, junto a Antonio Sanint, amigo de infancia y también publicista. Cambió
la fama en Colombia por el anonimato en Cuba y Barcelona. En la isla realizó un curso de Dirección de Cine en San Antonio de los Baños y en Europa se dejó la barba, tuvo un gato y fue payaso en el metro.

Tomado de la Revista SoHo No. 80, diciembre de 2006


 
 
Julian Arango:  Es un hombre que dejó la publicidad para dedicarse de lleno a la actuación.  H interpretado personajes que se han quedado en la memoria de muchos colombianos y ahora enfrenta un nuevo reto: dirige la comedia Cámara Café

+Versátil. Estas ocho letras son quizás las que mejor definen a Julián Arango, el hombre que, después de siete años de exitosa carrera como publicista, decidió un día que quería probar eso de ser actor. Renunció a su cargo de director creativo, en el que ya había dado frutos con la campaña de Davivienda, "su dinero puede estar en el lugar equivocado", y la popularidad que le trajo la exposición en los medios lo en volvió rápidamente.

Comenzó ganando puntos con Juan Diego, el gomelo de Tiempos difíciles; luego enamoró a media Colombia con su personaje de Antonio Brando, en Perro amor. Ni hablar de la huella que dejó con su actuación de Hugo Lombardi en Yo soy Betty, la fea, y más adelante conquistó con el arribista Martín Martínez de El inútil. Incluso dejó salir su innato humor y se metió en la realización de stand up comedy.

Luego, le puso freno a su paso. Viajó dos años por Europa, se dio un tiempo para mirar qué había hecho, estudió dirección de cine y televisión y regresó para la conquista otra vez. Hoy sigue vivo en la mente de miles de colombianos por cuenta de `Guadaña, el despreciable pero a la vez tierno personaje de la serie El cartel. "Estuve feliz con ese personaje. Me gustan los disfraces. La paso más rico con ellos que cuando se deja ver tanto a Julián", dice.

Como si fuera poco, hace apenas dos meses se estrenó como director de la adaptación colombiana de la comedia francesa Cámara café, que todavía no ha salido al aire.

No hay duda de que es un tipo versátil. Lo reconoce Luis Alberto Restrepo, director de El cartel. "Creo que se esforzó por lograr un papel que era muy complicado. Tenía un lado caricaturesco, pero le dio realismo. Hizo un personaje interesante, porque mantener el perfil de un asesino y darle un toque de ternura tiene mucho mérito".

Precisamente, por este tipo de ha lagos que le llegaron tan pronto como pisó los escenarios, Julián se fue apartando de su carrera como publicista. "A mí me dio muy duro, -recuerda su madre, María Mercedes Robledo-. Me afané porque sabía que era algo incierto y él era muy exitoso en el departamento creativo. Le dije que no podía botar todo por la borda, pero él decía que era el momento de hacerlo, que no tenía responsabilidades y renunció. Julián todavía asesora a algunas agencias y hace trabajos esporádicos.

El primer papel 

La primera oferta para trabajar en la pantalla le llegó a Julián de Diego Arbeláez, actual libretista del Canal Caracol, que lo había visto en algunas reuniones familia res imitando personajes y haciendo chistes. Pero no le ofreció actuar, sino presentar, y apareció en Cinescape, un programa en el que, de manera sarcástica, comentaba películas.

Después sí le llegó la actuación y, como si se tratara de un torrencial aguacero, le empezaron a llegar las ofertas una tras otra. "Se convirtió en mi forma para comunicarme, porque siempre he sido muy tímido. Era como un niño autista. Me subía a los árboles y ahí me podía quedar horas enteras o me me tía debajo de la cama", anota Julián.

Se empezó a divertir mucho haciendo televisión. Recuerda que el día en que se iba a graduar de bachillerato sus amigos le preguntaron qué iba a hacer, y él dijo que quería ser actor. "Todos se burlaron y me dijeron que no fuera lobo, que eso era para guisos". Entonces, siguió el ca ino de su exitoso padre, también Julián Arango, y se matriculó en publicidad.

Pero, de contacto en contacto y después de hacer cuatro semestres de esa carrera en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y otros cuatro en otra institución, llegó a Sergio Osorio, el director de Tiempos difíciles, se ganó el personaje de `gomelo y se olvidó de los malos comentarios.

"Es un bacán, un buen ser huma no. Cuando se ponía de mal genio por algo, siempre lo arreglaba con humor. Es muy grato trabajar con él. Desde Tiempos difíciles se mostró como un muchacho inquieto, curioso", dice Sergio Osorio, que lo dirigió en esta serie y en Perro amor.

Investiga y estudia. Como explica Mario Ribero, que lo dirigió en Betty, la fea. "Es muy acucioso en la elaboración, y digamos que le enca ta estar cuestionando el personaje. Tiene gran facilidad para improvisar y le gusta la transformación. Es un buen colaborador, y creo que nos entendimos porque le encanta la búsqueda, como a mí".

La fama y la popularidad aparecieron en su vida, se creyó por, momentos el cuento de ser más que los demás. Adquirió bienes materiales en poco tiempo y se enamoró y se casó con la mujer z. que, en ese entonces, se había  convertido en ídolo popular, la también actriz y protagonista de Betty: Ana María Orozco.

Duraron cerca de dos años juntos. El romance que comenzó en Perro amor se acabó de un momento a otro y las revistas del corazón hicieron toda clase de conjeturas. Y como una bofetada para los sedientos medios, ninguno de los dos se pronunció, nunca, sobre el tema. "Ese fue un momento crítico, pero me sirvió resto, me quedé con lo bueno".

Ahí estaban su mamá, su familia, que siempre lo apoyaron y nunca se comieron el cuento de que él fuera una estrellita. Esa actitud lo hizo re capacitar. "Llegar a la casa era un sitio de tranquilidad. La familia lo hace bajar a uno la cabeza, porque esto (la fama) me cogió a mansalva y yo sí alcancé a comerme el cuento".

A su regreso a Colombia, presentó casting para papeles que no resultaron. Le llegó la oferta de trabajar en la primera temporada de Amas de casa desesperadas. Arango renunció con el tiempo y montó un nuevo show de stand up comedy. El primero, Ríase del show, lo había hecho con su gran amigo Antonio Sanint, a quien conoce desde que tiene 14 años. La segunda vez creó el monólogo Ni idea, en el que, según él, no tiene ni idea de qué fue exactamente lo que hizo, pero, con chistes, contaba situaciones divertidas, vergonzosas y cotidianas que había vivido.

Hasta que llegó su interpretación en El cartel, un personaje que le pareció "horrible y miedoso" a Lina, la mujer con quien se casó hace dos años y que prefiere mantener el anonimato. "Es una cara que no le conocía. No era mi Julián de la casa", dice ella cuando se refiere a `Guadaña. El Julián de la casa es un hombre al que Lina califica de dulce, divertido y mamagallista, que ama el fúbol, y a quien le gusta comer sándwiches, helados gigantes o, en su defecto, un tarro de arequipe o de leche condensada.

Hace dos meses llamaron a Julián para adaptar los libretos de esta comedia francesa; él se ofreció a dirigir a los actores y le soltaron la dirección de toda la serie. Aun que se asustó, le gustó el reto. Supo que no era el momento para decir: "Estoy en el lugar equivocado".

Tomado del periódico El Tiempo, 23 de noviembre de 2008