Carmenza Gomez

Cartagena, Bolivar

Actores (Television, teatro)

Personaje

 


Carmenza Gómez

actriz

   
 

Vea otras imágenes de Carmenza Gómez en ColArte

   
   
Actriz - filmografía
  1. "Allá te espero" (2013 - telenovela) ... Rubiela 
  2. "El Joe, la leyenda" (2011) ... La tía Ceci
  3. "El último matrimonio feliz" (2008) ... Margot
  4. "Pura sangre" (2007) ... María de Montenegro
  5. "EL cielo" (2006)
  6. Reino de los cielos, El (2005) .... Doña Lucy, Mrs. Ochún
    ... aka Cielo, El (Colombia: título nuevo)
  7. "Noches de Luciana, Las" (2004) TV Series .... Eulalia
  8. "Costeña y el Cachaco, La" (2003) TV Series .... Mercedes Viuda de Granados
  9. "A donde va Soledad" (2000) TV Series .... Manuela Rivas
  10. "Pobre Pablo" (2000) TV Series .... Tulia de Guerrero
  11. "Perro amor" (1998) TV Series .... Cristina de Brando
  12. "Candela" (1996) TV Series .... Estebana Mena
  13. "Leche" (1995) TV Series
  14. "Tiempos difíciles" (1995) TV Series .... Mariela Calderón
  15. "La siempreviva" (1995)
  16. "Escalona" (1992) TV Series
  17. "La mujer doble" (1992)
  18. "Casa de las dos palmas, La" (1991) TV Series .... Etelvina López
  19. "Mientras llueve" (1991)
  20. "Azúcar" (1989) TV Series .... Sixta Lucumi
  21. "Una pareja de par en par" (1988)
  22. "En carne propia" (1988)
  23. "Las muertes ajenas" (1987)
  24. "Amándote" (1986)
  25. "Pisingaña" (1986) **
  26. "El refugio" (1985)
  27. "Semana de pasión" (1984)
  28. "Cain" (1984 **
  29. "Con su música a otra parte" (1984) **
  30. " El faraón" (1984) - Protagonista
  31. "Caín" (1984) **
  32. "Antonia Santos" (1984)
  33. "Máscaras" (1984)
  34. "El bazar de los idiotas" (1983)
  35. "Con su música a otra parte" (1983)
  36. "La abuela" (1981) **
  37. "Las cuatro edades del amor" (1981) **
  38. "La ruta de los comuneros" (1980)
  39. "Teresa Valverde" (1979-1980) - Debut
  40. "Bodas de sangre" (1980s)
  41. "El círculo de tiza caucasiano"
  42. "Elektra"
  43. "Caín"
  44. "Los comuneros" (Revivamos nuestra historia) ... Amanecer Fernandez

Otras participaciones:

  1. Teatro popular Caracol (1980-1984)
  2. Dialogando
  3. Revivamos nuestra historia (capítulos)

Reparto - filmografía

  1. "Madre, La" (1998) TV Series (lyricist)
  2. "Café con aroma de mujer" (1994) TV Series (lyricist)
    ... aka Café (Colombia)
     
 
 
Información con enlaces, cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
Información sin enlaces, cortesía del periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005
** Dato tomado del libro Largometrajes colombianos en Cine y Video, 2005

Después de aceptar la televisión sin reatos, viene trabajando en teatro, cine y televisión, de forma permanente. Desde Teresa Valverde, su primera novela en 1980, hasta ahora, ha pasado por distintas producciones como , entre otras; y en películas como EL cielo, Semana de pasión, Caín, Con su música a otra parte.
 

 
 


Los intangibles de Carmenza

Por Claudia Cerón Coral

Margot es una mujer frágil y torpe, que no ha podido superar la sensación de la cama vacía que le dejó su marido desde que la abandonó por una muchacha más joven. Quiere recuperar a su esposo a toda costa, porque no asume que su matrimonio fracasó. Tiene dos hijos a quienes adora, pero que la manipulan, y vive agobiada por la falta de plata.

Carmenza es una mujer segura e independiente, que decidió terminar su matrimonio porque se acabó el amor. Desde entonces, asume su soledad, la disfruta con buena música y mucha lectura, vive sus 56 años tranquilamente, le apasiona cocinar, cultivar orquídeas, ve difícil volver a enamorarse y vive de la profesión que comenzó por afición y que se le convirtió en pasión.

Margot se aprovecha de Carmenza y logra incrustarse en el alma de esa actriz profunda que, gracias a más de 30 años de experiencia, puede interpretar a alguien totalmente diferente a ella en El último matrimonio feliz, la novela de RCN que pone de presente la realidad de seis mujeres y sus conflictos de pareja.

Transformarse en Margot, su antítesis, es el último papel que Carmenza encarna en la televisión, luego de una larga carrera que empezó en el Teatro El Local, en los años setenta, cuando era estudiante de filosofía en la Universidad Javeriana y decidió meter se al grupo de teatro como una búsqueda más de "esa carencia de un intangible que aún tengo", admite sonriendo.

La búsqueda empezó en Cartagena, donde nació y tuvo una niñez tranquila en medio de una familia tradicional y acomodada en el barrio Crespo. Podía pescar, jugar en la calle hasta la noche con sus vecinos y estudiar en el colegio de las monjas franciscanas que inculcaban oficios propios de una futura ama de casa. Pero ella quería huirle a ese futuro, aun que no sabía cómo. Lo que sí sabía era que no quería quedarse en ese letargo para cocinar, tejer y criar hijos.

A los 16 años logró convencer a su papá de que le diera permiso para estudiar en Bogotá. A cambio, aceptó vivir en una residencia de monjas y entrar a la Universidad Javeriana. La carrera de filosofía y letras le abrió las puertas a un mundo al que llegó por casualidad: se metió al grupo de teatro. La niña que había salido de la ciudad amurallada empezó a oír el eco del discurso contestatario de movimientos estudiantiles que llegaban desde París.

"De pronto soñé con ser escritora, pero era muy autocrítica y no me pude deshacer del pudor de escribir mientras leía autores como Proust", dice ella.

Puro teatro

No tenía posturas políticas ni sociales, pero las obras que montaba su grupo fueron calando. El director del grupo de teatro de la Javeriana, Humberto Quintero, le presentó a otro director, Miguel Torres, quien por entonces se metió a fundar El Local. Durante un año, Miguel siguió a Carmenza de cerca. A punta de constancia la enamoró y con habilidad le ofreció interpretar a la abuela desalmada de La cándida Eréndida, argumentó que en el teatro ella podría encontrar ese camino que andaba buscando desde que salió de Cartagena.

Mientras seguía en el teatro El Local, ella estudiaba una segunda carrera (psicología) y hacía las prácticas empresariales, pero un día se convenció de que lo suyo no eran las oficinas sino las tablas, que no podía ser formal para vestirse y definitivamente se emancipó. Comenzó su vida en el barrio La Candelaria, sus giras teatrales, el arte, la antropología, la historia. "Me apasioné por el teatro y lo convertí en una manera de vivir", asegura.

Fue esposa de Miguel por cinco años, no quiso tener hijos y decidió, luego de separarse, asumir su vida sola, acompañada por las matas que cultiva con amor, sus perros, la ópera, los boleros, los amigos y una vida llena de interpretaciones en obras como La siempreviva, que refleja el drama de los desaparecidos del Palacio de Justicia, porque para ella es in dispensable que sus papeles tengan sentido, reflejen y denuncien la situación social colombiana.

Una pareja de par en par, una de las obras que montó con Miguel (después de separados) hizo parte de su repertorio. Después vino una larga lista de reconocidas obras, como Bodas de sangre, En carne propia, El círculo de tiza caucasiano, Electra, La cándida Eréndira, entre otras.

Televisión sin complejos

Durante los años en que hizo solo teatro (década de los setenta) vio con desdén la actuación en televisión. Pero una propuesta para trabajar en Revivamos nuestra Historia, con la Ruta de los comuneros (en 1980), le cambió el libreto. Conoció todo el país y entendió que la pantalla también podía ser escenario de la realidad social del país que tanto le duele.

Después de aceptar la televisión sin reatos, viene trabajando en teatro, cine y televisión, de forma permanente. Desde Teresa Valverde, su primera novela en 1980, hasta ahora, ha pasado por distintas producciones como Pura sangre, Adónde va Soledad, Pobre Pablo, Tiempos difIciles, Perro amor, Escalona, La casa de las dos palmas, Azúcar, El bazar de los idiotas, entre otras; y en películas como EL cielo, Semana de pasión, Caín, Con su música a otra parte.

Hoy Carmenza es el fruto de su formación actoral (ha tomado varios talleres con reconocidos directores) de su formación como filósofa y psicóloga, de sus profundas reflexiones sobre la vida y "esa carencia de lo intangible que la hace buscar respuestas permanentemente.

Es una mujer aguda en sus percepciones, generosa y alegre, que no tiene problemas en ser la anfitriona de sus amigas contemporáneas o de las actrices jóvenes, por que se siente a gusto compartiendo su visión de la vida. "A estas alturas yo ya no me escandalizo con nada; por eso mis amigas me cuentan todo", y ríe.

Es muy sensible. Llora con facilidad y se estremece con las historias del dolor de la guerra colombiana que le ha tocado conocer por las grabaciones en distintos sitios, una de ellas, en Sucre, cuando trabajaba en la novela Las noches de Luciana. Decidió quedarse por cuenta propia y trabajar con los miembros del Colectivo de los Montes de María y el Festival Audiovisual, que coincidió con un aniversario de la masacre de El Salado.

"Una cosa es lo que las noticias cuentan y otra es oír las historias de dolor de esas mujeres a quienes les mataron todo", dice Carmenza. Por eso está segura de que "la realidad supera al arte" y sien te que no hace nada por la sociedad. Eso la frustra. "Lo único para lo que me he preparado a con ciencia es para representar el dolor de este país con los personajes que hago", pero en el fondo cree que debería hacer algo más.

Esa sensibilidad también le permite disfrutar hasta el delirio de momentos sencillos y hermosos, como el día en que llegó a La Habana, Cuba. Se sentó en plena calle, le ofrecieron un mojito cuba no y un tabaco. Carmenza rompió en llanto; o la sensación de oír todo un día, el 24 de diciembre, El Mesías de Handel a todo volumen y sola. También le gusta componer y ha escrito varias letras para algunas series de televisión.

Se deleita con los amigos más cercanos, a quienes les cocina las recetas que heredó de su mamá (una experta gourmet). Ellos se aguantan las pataletas de ella cuando se encapricha, porque es obstinada y, algunas veces, dice uno de ellos. "se le sale la niña rica que lleva dentro".

"Nosotros hacemos parte de una familia tradicional cartagenera, pero ella desde muy joven se dio cuenta de que por su carácter recio ese no iba a ser su lugar", dice León Trujillo, su sobrino, el único en la familia que le ha seguido los pasos del arte y ahora trabaja en Bogotá.

Tomado del periódico El Tiempo, 31 de agosto de 2008