Bernardo Ortiz

Bogota

Pintores, Artistas Visuales

Abstracto

ABSTRACCION

Del 20/04/2018 al 27/07/2018

Ver la exposición en la Cartelera ColArte


TIPOLOGIA DEL ESPEJO

Del 23/06/2018 al 31/07/2018

Exposicion Tipologia del espejoTipologia del espejo

Ver la exposición en la Cartelera ColArte

 

Bernardo Ortiz

pintor, artista visual

 
A ColArte

 

   
 

 

Bernardo Ortíz (Bogotá, 1972). Dibujante y escritor. Estudió arte en la Universidad de los Andes (Bogotá-Colombia) y luego obtuvo una Maestría en filosofía en la Universidad del Valle (Cali-Colombia). Ortíz fue co-curador del 41 Salón Nacional de Artistas en Cali en 2008 y al año siguiente curador editorial de la 7ª Bienal do Mercosulen Porto Alegre, Brasil. Además de haber sido coeditor de la revista Valdez, ha enseñado en la Universidad de los Andes en Bogotá, y es miembro del comité asesor de Lugar a Dudas en Cali. Expone individual y colectivamente desde 1996. http://fabricaciones.org

Texto gentilmente suministrado por la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, 2014 

horizontal rule

   

Ficciones en el arte

Casas Riegner presenta los dibujos de Bernardo Ortiz, quien crea un universo paralelo con guiños a la música, a la literatura y que atiende el tiempo como tema principal.

por Liliana López Sorzano

Durante septiembre y octubre de 2010, el artista Bernardo Ortiz trabajó suplantando a un personaje deliberadamente inventado. Quizás un hombre ermitaño, obsesivo, meticuloso que anota a manera de diario todos los gastos que ha tenido durante el día marcando con diferentes tamaños de bolitas verdes para representar la cantidad de dinero.

Paralelamente, y de acuerdo con lo que le suscita cada día, este personaje de ideas fijas dibuja una frase que se esparce por el papel a manera de virus, cuelga con alfileres una hoja arrancada de un libro y escribe todos los minutos de un día, entre otros. Las hojas con anotaciones desprendidas de las libretas son una manera de atrapar el tiempo, de plasmarlo y dejar una huella de lo que acaba de suceder para que no desaparezca en la sucesión de pequeños acontecimientos que llenan lo cotidiano. La obra evoca una existencia común y corriente, si se obvia el carácter obsesivo, atravesada por la música, por los libros y por las tareas domésticas.

Sin duda es el diario de un obsesivo, la contabilidad hecha dibujo está desplegada en las paredes de la galería siguiendo una línea de tiempo. Cada hoja va marcada con una fecha impresa con un sello de caucho con tinta roja, como salido de una oficina de notaría. Ese es otro elemento de la ficción porque todo lo que pareciera real es creado. "Es como un juego, una actuación. Le creo un pequeño universo a este personaje que tiene que ver con el arte", confiesa el artista.

Según Ortiz, su obra la componen varias capas, la pura mecánica que se encuentra en la repetición, en lo sucesivo, la literaria y la parte formal.

En efecto, sus creaciones siempre han cruzado el arte y las palabras, producto de sus estudios de posgrado en filosofía y la afinidad que siempre ha sentido por las letras. Al mismo tiempo, la tendencia a inventarse personajes que intermedien su creación también ha sido una constante como pretexto para marcar distancia con la obra. Pero al final, ese personaje lejano quizás es una forma de crear un álter ego y de exorcizar manías y pulsiones a través del lápiz y el papel.

"Tengo las uñas largas. Debería cortarme las uñas de los pies. Me duelen los pies desde hace dos semanas". Este es un aparte de uno de los diarios de Charles Bukowski que aparece como si fuera una página real de un libro, punto de partida para que el personaje de Ortiz escriba en las siguientes líneas variaciones sobre este acto de higiene.

Su obra está llena de comentarios literarios y musicales que saltan de un lugar a otro y se encuentra marcada por un trazo hiperrealista, en formato miniatura como si estuviera hecho para miopes, como lo es el mismo artista.

En la otra parte de la galería queda en evidencia que el personaje también se interesó en la pintura. Unos papeles finos están pintados de colores distintos. El soporte desaparece porque la pintura casi que se sostiene por sí misma. Cada uno, por supuesto, tiene su fecha y hasta la hora escrita. Otra hoja alude a una serie de cartas escritas en 1953. La fecha hace un guiño a esa época de la historia del arte, punto máximo de la pintura abstracta moderna, en la que ese tipo de obras tienen validez porque hoy en día, desprovistas de la ficción, no tendrían mucho sentido.

Bernardo Ortiz estudió arte en la Universidad de los Andes y tiene una maestría en filosofía de la Universidad del Valle. Sus obras siempre son una combinación de las dos disciplinas. Ha participado en exposiciones colectivas en Colombia y en otras partes del mundo. Actualmente es profesor de la Facultad de Arte de la Universidad de los Andes en Bogotá, donde dicta taller de escritura e interdisciplinario.

Dibujos es una exposición para un espectador atento que la recorra para volver sobre sus mismos pasos y que esté dispuesto a descubrir esos intertextos, esos juegos de ficción. 

 Galería Casas Riegner. Calle 70A N" 7-41. Tel.:2499194.

Tomado del periódico El Espectador, 18 de febrero de 2011

horizontal rule

   

La Galería Casas Riegner se complace en presentar la primera muestra individual del artista colombiano, Bernardo Ortiz, Dibujos, en donde el tema central es el tiempo. Para la mayoría de las personas, este es un fenómeno tan natural, que no nos damos cuenta de su paso constante y de que cada minuto que llega es distinto al anterior. Cada momento viene y se va sin mayor consideración de nuestra parte. Para este artista, sin embargo, el tiempo es el objeto de una obsesión que se ha convertido en una acumulación de libretas, dibujos y de anotaciones. Es una necesidad persistente de dejar una huella de lo que acabó de suceder y no permitir que pase desapercibido.  

Las obras de la muestra corresponden a dibujos hechos durante los meses de Septiembre y Octubre de 2010. Bernardo Ortiz llevó una contabilidad minuciosa de sus gastos dibujando puntos verdes de diferentes tamaños sobre papel. Las hojas de papel representan los días, y los puntos la cantidad de dinero que fue gastado. En otros dibujos, hay frases de diarios ajenos o de letras de canciones que se repiten una y otra vez, formando unas constelaciones de palabras diminutas. Ortiz lleva un diario de eventos cotidianos con los que cualquier persona se puede identificar. Son tareas tan comunes como cortarse las uñas o leer. El interés del artista está enfocado en la actividad misma que resulta llevar un diario o muchos, dando fe de una existencia común y corriente. Lo importante no es lo que ocurre, sino cómo es contado en incontables series de dibujos que, por la manera en la que están expuestos, dan una sensación espacial a ese fenómeno intangible que es el tiempo.  

El orden del montaje de la exposición está dado por el momento en el que se hicieron las obras. Los dibujos, las palabras y los puntos están agrupados cronológicamente formando los días y las semanas. El artista pone a la vista las actividades de su jornada como una línea de tiempo en una representación literal del paso del mismo que se repite cada vez que la miramos. Paralelamente otros dibujos más grandes y aparentemente aislados comparten las características formales de los de la línea de tiempo en donde el artista ya venía trabajando algunos de los temas y explorando otros que de igual forma se relacionan entre sí.  

Bernardo Ortiz estudió Arte en la Universidad de Los Andes y tiene una Maestría en Filosofía de la Universidad del Valle. Curador, escritor y artista, sus obras siempre son una combinación de las tres disciplinas. Ha participado en exposiciones colectivas tanto en Colombia como en otras partes del mundo, incluyendo Primera y Ultima. Notas sobre el monumento en la Galería Luisa Strina, Sao Paulo en 2010. Actualmente es profesor de la facultad de Arte de la Universidad de Los Andes en Bogotá.

Texto gentilmente suministrado por la Galeria Casas Riegner, 2011 

horizontal rule