Fabio Serrano

Garzon, Huila

Fotografos (Artistico, social, reinados, farandula)

Figura Humana, Figura

 

Fabio Serrano

http://fabioserrano.com/ 

fotógrafo


1944 - Garzon, Huila

1950 - Desde muy niño demostró interés por la fotografía

1969 - Trabajo fotográfico para el diario de Occidente, en Cali

1971 - Trabajo fotográfico para diversas revistas en Bogota

1973 - Primera exposición en el Club de Fotografia de Bacata, Bogota.  Recibió la medella de oro

1975 - Club de Fotografia Bacata

Reportajes de las visitas del Presidente a Washington y al Peru, Machu Pichu

1977 -  Reportaje del parque nacional Tikal, en Guatemala

1978 - Primer premio en el concurso Pro Keds

1980 - Reportaje en La Habana, Cuba

1981 - Reportaje en La Guayana

1983 - Reportaje en El Salvador

Exposiciones

1973 - Salón Nacional de Arte Fotografico, Club Bacata, Bogotá

1975 - Salón Nacional de Arte Fotografico, Club Bacata, Bogotá

1978 - Concurso Pro Keds, Bogota

Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali

1979 - Museo Centro de Arte Actual, Pereira

1980 - Bienal de Venecia, Italia

1981 - Fotografia en America Latina, Zurig, Suiza

Colombia en Blanco y Negro, Museo Nacional, Bogota

1984 - Primera Bienal de La Habana, Cuba

horizontal rule

Premios & Distinciones

Concurso “El Amor” - Guapi: Segundo puesto- Medellin • 2003

Concurso Prokeds: Premio Nacional de Fotografia Deportiva - Bogotá • 1978
Titulos Fotografías: Cien Metros Atletismo – Jabalina.

Concurso Foto Club Bacatá: Primer & Tercer puesto - Bogotá • 1975

Salón nacional de arte Fotográfico Colombo Americano,
Titulos Fotografías: Nueve Votos – Vida.

Concurso Foto Club Bacatá: Primer puesto - Bogotá • 1973
Titulo fotografía: Justicia

horizontal rule

 

  Fabio Serrano es uno de nuestros mejores reporteros gráficos. En medio de su cotidiano aspecto distraído esconde dos cualidades difíciles de reunir: alta capacidad de trabajo y sentido artístico.

Pues bien, mientras Fabio trabajaba como reportero tomando accidentes, o en corridas de toros, o en el estudio con una modelo, tres de sus fotos llegaron a la exposición Bienal de Venecia. Participó con 25 fotógrafos colombianos más, de los cuales sólo dos vieron sus fotos publicadas en la reseña de la exposición: Silvia Mejía y Fabio. Su estudio de un sospechoso reseñado en una estación policial causó especial impresión en los organizadores.

Tomado de la Revista Cromos No.3306, 26 de mayo de 1981

horizontal rule

 

 

Un pintor hecho fotógrafo documental

Fabio Serrano no quiso ser pintor por pereza pero se hizo fotógrafo influenciado por las texturas, los colores, las sombras de la estatuaria del parque de San Agustín y un cúmulo de sentimientos, que aún guarda, a flor de piel en su religiosidad.

A este fotógrafo colombiano le queda aquella sentencia que nadie es profeta en su tierra, pues son más los reconocimientos dados en varios países del mundo que los recibidos en esta tierra olvidada. Expuso en el Salón Nacional de Arte Fotográfico en Bogotá, en el Museo de Arte Moderno La Tertulia de Cali, en la Bienal de Venecia (Italia), en la Primera Bienal de La Habana (Cuba), entre otros. También fue ganador de la medalla de oro del Salón Nacional de Arte Fotográfico casi durante toda la década de 1970, pero sus trabajos fotográficos se encuentran impresos en libros, enciclopedias, colecciones, de España, Suiza, Taipei...

Tuve la oportunidad de verlo trabajar como profesional en ardientes parajes del Puerto de Guapí en el Valle, a la espera de los últimos momentos de la tarde para documentar un baile folklórico y puedo decir que Fabio espera algún misterio de la luz que le caliente el brazo para arrancar su baile. O en otras ocasiones pone su oído agudo para captar en microsegundos la sonrisa de un jornalero escondido tras una plantación de ají.

Tomado de http://intervenir.blogspot.com/2005/04/fabio-serranoun-pintor-hecho-fotgrafo.html 

horizontal rule

 
Henry Holguín dijo...
Nuestro querido y colombianísimo Fabio Serrano, demuestra en este reportaje además de sus conocimientos y sus lecturas, que es un hombre humilde, como debe de serlo todo reportero. Y eso es lo que tanto él como yo seremos siempre: REPORTEROS, así con mayúsculas, orgullosos de serlo. Para mi fue un honor y una permanente aventura acompañarlo y escribir mis mejores crónicas, como la reconstrucción de La Vorágine cuando cumplió 50 años la novela, en todos los sitios donde estuvo Rivera. Fabio es un reportero-artista que une a su gran calidad humana el don divino de saber cual es la foto. Los felicito por este extraordinario reportaje-homenaje a uno de los mejores reporteros gráficos de un país desgraciadamente con pésima memoria.
Saludos

Henry Holguin
Tomado de http://intervenir.blogspot.com/2005/04/fabio-serranoun-pintor-hecho-fotgrafo.html 

horizontal rule

 

 


Bueno, hablemos de Fabio

Son las 7:29 p.m., y estamos a punto de cerrar la edición de los 70 años de CROMOS. Hace 10 horas estoy tratando de escribir una nota sobre el fotógrafo Fabio Serrano, empleado más antiguo de la revista. He intentado comenzar de todas las maneras posibles el primer párrafo. He tirado a la caneca no menos de 120 cuartillas tamaño oficio... Y al encontrarlas allí, el propio entrevistado las recogió para "hacer un libro". He intentado hacerlo con la imagen de Fabio, jugando bolas en Garzón, Huila, cuando aún no cumplía los cinco años. Después, como en un ramalazo de celuloide, lo he visto en Cali moviendo la angarilla con El sonero de Cuba. Luego cuando Fabito se atrevió un día a ir al periódico "El País" a pedir puesto como ayudante de fotografía y le dijeron: "Coja hermano esta cámara y váyase rapidito que hay un incendio en las bombas de San Nicolás".

EL LOQUITO MAS PILO

Fabio iría después a pedirle trabajo a José Pardo Llada cuando fue nombrado director de CROMOS, y el hombre se lo trajo. Fabio se amañó y se quedó por 15 años haciéndole quites a las balas disparadas por secuestradores de aviones. Buscando la ruta del protagonista de "La vorágine" que fue devorado por la selva, o contando miles de veces la historia del perro mentiroso al que su amo tiró por una ventanilla de la avioneta en la mitad de la selva (el que quiera oír el cuento completo que se conecte con él en las oficinas de CROMOS). La única salida digna a esta encrucijada editorial es que alguien que no lo conozca tanto como yo, retome el mando de la situación.

Ahora frente a la Olivetti ya no está Fernando Cortés. Estoy yo, Alvaro García, cumpliendo un deber de amigo. Tratando de salvar a mi compañero en la difícil misión de hacer una semblanza de Fabio Serrano. ¿Y ahora qué? Fernando, cuéntame la historia de Fabio.

"He creído que los únicos seres que tienen la razón son los locos, y que de pronto es un estado inferior del ser humano no serlo. También he creído que quienes sindican a alguien de loco —como lo han hecho con Fabio— no alcanzan a ver más allá de los objetos... Su esencia. A ojos cerrados uno puede creer que alguien es buen fotógrafo si ello le puede costar la vida. Sobrevolando el Parque Tayrona, en medio de una turbulencia que traía asustado hasta al piloto, comprobé que hay ciertas personas que tienen la capacidad de compenetrarse tanto con su pasión, que se pueden olvidar de la muerte para tomar las fotos de un campesino caminando por las playas de Taganga a 3 mil pies de altura".

Como el mismo Fabio lo preferiría, que las imágenes hablen por sí solas. Los testimonios y las fotografías lo dicen todo... Para qué ponerse a hablar de los ocho premios nacionales e internacionales que ha ganado: El Premio Nacional de Fotografía Deportiva en los Centroamericanos de Medellín, dos premios del Foto Club Bacatá en el 73 y 75; exposición en Zurich de mejores fotos latinoamericanas en Europa; nueve invitaciones a la bienal de Venecia; su selección entre 1.600 fotógrafos del mundo en la Enciclopedia Mundial de la Fotografía, que se publica anualmente desde 1839.

HABLEMOS DE FABIO

Ligia Riveros: Es un hombre que se siente cautivo en la ciudad. Un extraordinario reportero y compañero de trabajo en misiones periodísticas. Sin pretender ser un héroe, pone el pecho para defender a sus colegas, sobre todo en situaciones de orden público. A pesar de estar algo pasado de kilos, se arriesga a subir por una empinada cuesta, con un palo como bastón, con tal de registrar un drama humano.

Alvaro García: Con Fabio he hecho dos trabajos. Me parece que es un tipo raro. Es capaz, a pesar de su figura de renegado, de ser tierno, tomando —por ejemplo— fotos de una lonchera. O de un futbolista argentino neurótico. Creo que tuvo una especial atención para conmigo porque el día que lo conocí me habló de la teoría de la luz y de la decadencia del oficio de fotógrafo. Y eso es algo que él lleva muy adentro.

Pedro Claver Téllez: Es el mejor fotógrafo colombiano. Viajar con él y estar a su lado es hacer un recorrido por el mundo del color y la teoría de la luz. Por lo demás, es un loco genial, con el que puede uno ir y venir a cualquier parte del mundo.

Daniel Jiménez: En este momento en el país, a nivel de reporteros gráficos, lo considero como uno de los mejores. Le pone entusiasmo a su trabajo y en sus gráficas plasma el verdadero contenido de la imagen. Es ejemplo para el departamento de fotografía de la revista. En sus 15 años se han destacado sus buenos trabajos, como el de la toma de la embajada, un niño en Antioquia torturado por 32 hombres y el secuestro del avión en los setentas en el cual expuso su vida, pues dispararon contra él.

Jorge Torres (su jefe): Con Fabio he trabajado durante doce años. Es un tipo algo conflictivo. Pero a pesar de todo lo admiro porque es un magnífico fotógrafo. Va más allá del simple reportero gráfico. Tiene una visión de artista. Y quiere darle ese tratamiento a todos sus trabajos.

Hollmann Morales: Es un loco completamente desequilibrado en apariencia, con la genialidad de gente poco común.

Antonio Morales: Considero a Fabio y a Carlos Caicedo los mejores reporteros gráficos del país. Sus virtudes son grandes y su único defecto, echarle a uno encímalos "ton ton macoutes" durante la visita del Papa a Haití.

Tomado de la Revista Cromos No.3556, 11 de marzo de 1986

horizontal rule

NOTA DE ColArte

Fabio Serrano fue el primer fotógrafo con sección en ColArte. No había intención de incluir la fotografía en el web, pero al ver su colección personal de fotos, no quedó duda

horizontal rule