Tunja Ciudad Capital Boyaca

Tunja, Boyaca

Ciudades y sitios (Capital Boyaca, Ciudad historica, Iglesias, paisaje urbano, Aguinaldo Boyacense)

Figura, Varios, Visual

 

Textos:

SanFrancisco
SanIgnacio
La Catedral
ElTopo
SantaBarbara
SantaClara
SantoDomingo

TunjaMaravillosa

Artistas:

DeTunja 

DeBoyaca

Reinas de Boyacá 

Vista por Carlos Eduardo Morales


TUNJA (Boyacá). Fundada el 6 de agosto de 1539 por el capitán Gonzalo Suárez Rondón. Título de ciudad "muy noble y muy leal" por real cédula de Carlos V, del 30 de marzo de 1541.

horizontal rule

 

 


Esta capital se precia de conservar parte de su arquitectura colonial a pesar del crecimiento urbanístico. El centro se conoce a través de agradables recorridos por calles enmarcadas de balcones, inmensos portones de madera y casas muy grandes con patios, piletas y jardines interiores. El aporte cultural e histórico de Tunja es de gran significado a nivel nacional.

Plaza de Bolívar.  En el centro de esta plaza, una de las más grandes del país, se erige la figura del Libertador Simón Bolívar fundida en bronce. Y en sus alrededores se encuentran el edificio de la Gobernación, la Catedral y la Casa de la Cultura.

Catedral Basílica de Santiago.  Las obras de Vásquez y Ceballos, Fernández de Heredia y Acevedo Bernal, así como el mausoleo en mármol del fundador, representan el tesoro artístico de este templo barroco construido hacia el siglo XVI.

Convento de San Agustín.  Construcción que data del siglo XVI por los agustinos que tomaron modelos sevillanos para ejecutar su obra.

Templo de San Francisco.  Retablos en madera tallada y hojillada en oro hacen parte de los atractivos de este templo de 1572. Una obra que legó el escultor Lorenzo de Lugo.

Monasterio de El Topo.  Los ermitaños de San Agustín edificaron esta iglesia de una nave donde se venera a la Virgen del Milagro, a la postre patrona de Tunja.

Polo de Hunzabúa.  En la Avenida Norte, rumbo a Paipa. Relata una leyenda que allí los indígenas lanzaron sus tesoros a la llegada de los conquistadores para evitar que les fueran saqueados.

Museo Arqueológico. Ubicado dentro de la sede de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Tunja, guarda restos funerarios precolombinos.

Casa del Escribano Real Don Juan de Vargas.  Se conserva en esta mansión del siglo XVI la colección de piezas del Museo Colonial bajo unos techos de pintura mural catalogados entre los más importantes de América.

Casa del Fundador.  La Academia Boyacense de Historia funciona en este lugar que data de 1540, de estilo mudejar con influencia andaluza y que se encuentra en uno de los costados de la Plaza de Bolivar.

Templo y Convento de Santa Clara La Real.  Es el primer convento de clarisas levantado en la Nueva Granada hacia 1578.  Los oleos de pintores de la época colonial engalanan este solemne recinto.

El Mono de La Pila.  Otrora lugar de reunión de donde se extraía el agua. Se dice que el Mono tiene el dedo en sus labios como señal de silencio.

Casa del Capitán Don Antonio Ruiz Mancipe.  Una magnífica portada en piedra causa especial interés en esta mansión de 1597.

Paredón de Los Mártires.  "Eternamente vive quien muere por la patria", es la inscripción que se lee en este lugar erigido en honor a los mártires que murieron en busca de la Independencia.

Templo de Santo Domingo de Guzmán Capilla del Rosario.  Las figuras de El Nazareno y El judío Errante hacen parte de la colección de óleos y tallas en madera que alberga este lugar con varias capillas, entre ellas la de la Virgen del Rosario, catalogada como la Capilla Sixtina del arte barroco.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007

horizontal rule

 

 

El Aguinaldo Boyacense , 16 al 22 de diciembre

Los que piensen que Tunja es una ciudad fría, deben ir a ver cómo sus habitantes celebran su aguinaldo desde hace 51 años. Fue un policía, Carlos Julio Umaña, quien se inventó esta celebración que él mismo protagonizaba junto con otros compañeros, desfilando disfrazados por las calles y encargando el rezo de la novena a una personalidad de la ciudad.

La fiesta fue cogiendo calor y las frías noches de la ciudad empezaron a ver el desfile de comparsas, a las que se sumaron carrozas y fiestas en casetas amenizadas por orquestas. Luego el invento del policía se convirtió en la feria más grande de la ciudad y hoy la Plaza de Bolívar es el eje del aguinaldo, y allí se presentan orquestas de todo tipo que hacen que más de 20 mil tunjanos se despojen de la mítica ruana y celebren por anticipado la llegada del Niño Dios.

La fiesta comienza con una cabalgata  y los días siguientes hay fuegos pirotécnicos, presentación de orquestas y artistas; además de eventos culturales y religiosos. Ver la programación completa en la página www.aguinaldoboyacense.com   

Tomado de la Revista Carrusel No.1396, 8 de diciembre de 2006