Andres Otalora

Cali, Valle

Diseñadores de modas

Modas

 

Andres Otalora

Diseñador de modas

Otras imágenes en ColArte

Andrés Otálora combina sus dotes de administrador de empresas con su talento como diseñador.  No en vano pasó por los claustros de administración y por la escuela de diseño en la Academia de Dibujo Profesional en Cali.  Tal vez de esta simbiosis se derive su línea a la vez elegante y muy pragmática: «Sigo la tendencia siempre y cuando se adapte al gusto de mis clientes; no me gusta sacar modelos que ignoren el contexto cultural y la personalidad de la gente».   Meticuloso y ordenado, Otálora tiene muy bien definidas y delimitadas sus labores: «En el año, presento cuatro colecciones que se distribuyen en las principales boutiques y almacenes de Colombia; además, atiendo personalmente a algunos clientes, haciéndoles diseños exclusivos que respondan a sus gustos; por último, también soy distribuidor de ropa francesa e italiana de marcas muy prestigiosas».  Aparte de todo esto, sin ser lo que se dice un creador de vestuario para reinas, Andrés Otálora no ha descuidado tampoco este importante sector, y en varios concursos sus trajes de fantasía y de gala se han llevado los primeros premios. «La belleza de la modelo resalta la del vestido, y viceversa; en realidad eso es lo interesante de participar en este tipo de certámenes».   Para él, un diseñador debe ser capaz de cambiar, de adaptarse, de no quedarse nunca atrás. «En este sentido, yo admiro el trabajo de Karl Lagerfeld.  Es increíble su poder de renovación: saca varias líneas al año y ninguna recuerda la anterior».  Por eso mismo, Andrés Otálora visita a lo largo del año numerosas ferias en todo el mundo. «Es necesario palpar en otras partes el pulso de la moda, pues un diseñador, en el fondo, es un psicólogo del vestido; si uno conoce todas las tendencias del mercado, puede ofrecer más alternativas para cualquier tipo de personalidad.  No se nos olvide que, según como se vista, una mujer puede mostrarse melancólica, desenvuelta, insolente, ingenua, romántica, divertida, misteriosa.  Ellas me dicen cómo quieren lucir y yo condenso esa psicología en un traje». Rasgos característicos de la producción de este colombiano son el énfasis en el talle y el uso muy especial de la botonería. «Los botones son algo mucho más importante de lo que la mayoría de la gente piensa, los míos son originales: están marcados con mi nombre, y los confecciono yo mismo o los encargo especialmente a una diseñadora de joyas, en Colombia, y a expertos de Nueva York, reconocidos allí por el estilo de sus botones». Pese a su gran juventud, en sólo algunos años Andrés Otálora pasó de satisfacer unos cuantos pedidos a contar con su propio taller y fundar su primer estudio.  Actualmente su sede es una gran casa de moda con más de mil metros cuadrados, en la que crea y elabora sus modelos, exhibiéndolos junto a los productos de las marcas que representa.  Su constancia, su imaginación y el método en el trabajo son las claves de su éxito, los pilares que le han permitido desarrollar su empresa en tan poco tiempo y afianzar su nombre como uno de los más importantes diseñadores en Colombia.   Entre sus planes para un futuro cercano se encuentra la promoción de sus colecciones en el exterior y, dentro de Colombia, la apertura de una sección masculina en su almacén, muy probablemente dedicada a la camisería.  Asimismo, a Andrés Otálora le gustaría incursionar en el sector de la ropa infantil, pues es un mercado poco atendido en nuestro medio. «Casi todas mis clientas tienen niños y me han hecho notar una carencia en este campo.  Ellas están buscando algo más especial para sus hijos.  Es hora de que en Colombia comencemos a pensar en la alta costura infantil, pues hasta la fecha nos hemos quedado en blanco».

horizontal rule

 

Desde la Sultana del Valle Ilega a BOGOTÁ ESTÁ DE MODA, Andrés Otálora. Sus primeros pasos profesionales, fueron como Administrador de Empresas, carrera que abandonó para dedicarse al diseño, el cual perfeccionó en Nueva York. Radicado en Ca­li desde hace 10 años, Andrés ha vestido a la sociedad de su departamento. En su casa de modas, cuya especialidad es ante todo la alta costura, incluye la concepción del diseño, hasta la asesoría personalizada de los accesorios que complementan el buen vestir.  El estilo de Otálora ha tenido su desarrollo a través del tiempo para Ilegar a una mezcla de lo clásico, y lo sobrio con algunos toques de modernidad, cuando de vestir a jóvenes se refiere. Sus creaciones, Prét á Porter, las distribuye en las principales boutiques de Cali, y Bogotá, donde abrió su tienda de ropa, en diciembre del año pasado. Durante su participación en la feria de Textilmoda 1998, fue Ilamado por los representantes de la firma Walt Disney Pictures y Altavista, para el lanzamiento a las salas de cine de todo el país de la película Bichos, y así presentar su colección, inspirada, esta vez, en la historia de los dibujos animados realizada por Disney. Sus aspiraciones profesionales, son las de entrar a los mercados in­ternacionales y así distribuir su línea en países como, Méjico, Panamá, y los Estados Unidos.

Tomado de Bogota-Fashion, suplemento de El Espectador, 20 de marzo de 2001

horizontal rule

 

Muy cerca del triunfo

Este diseñador caleño de 32 años participa en el Concurso Nacional de Belleza desde 1993, cuando se le confió la tarea de vestir a Diana Isabel Romero, la Señorita Valle de ese año. Y lo hizo de manera tan espectacular que fue el triunfador en la tradicional noche de fantasía, ganando el apetecido premio Vanidades al mejor traje. Desde entonces ha estado bastante cerca de lograr una coro nanacional, pues tres de sus candidatas han ocupado el puesto de virrenas nacionales: Paulina Galvez de Nariño, quien luego fue Miss Internacional, y las espectaculares Adriana Hurtado y Carolina Cruz, que estuvieron a punto de alcanzar la corona para el Valle del Cauca en 1997 y 1999, respectivamen te.  Este año elaboró el ajuar de la reina del Tolima y, como siempre, se lució.

Tomado de la Revista Jet-Set, noviembre de 2001

horizontal rule