Ricardo Pava

Diseñadores de modas

Modas

 
PavR17800.jpg (60386 bytes)

Ricardo Pava 

http://ricardopava.com.co/

Diseñador de Modas

imágenes adicionales en ColArte

PavR17803.jpg (47992 bytes)

A ColArte

Artículos

Semana97

Alo96


El buen gusto innato, una enriquecedora experiencia con la moda italiana (estudió diseño en el Instituto Secolari de Florencia) y la búsqueda muy personal de un estilo que aúne la elegancia con ideas nuevas son las características como diseñador de Ricardo Pava. «Cuando llegué a Colombia, después de tres años de aprendizaje en Europa, noté que nuestra moda llevaba treinta años de atraso: los hombres -incluso los jóvenes- exhibían un gusto muy conservador, con trajes pesados, engorrosos, iguales a los de cualquier político de los años cincuenta.  Pero esto no me llevó a desdeñarlo todo- mi propósito, más realista, fue descubrir a mis clientes otras posibilidades, sin escandalizar, sin desconocer las virtudes de la ropa convencional.   En 1987 abrió su primer taller, en el barrio La Soledad de Bogotá, y comenzó a  sondear el terreno, sin tener definido el público al que dirigiría su trabajo.  Resolvió confeccionar ropa sobre medidas y atender a los clientes en sus propias casas, pero luego comprendió que debía tecnificar su producción, con empleados mejor cualificados, para no depender de los sastres y eludir los eternos problemas de calidad y cumplimiento. «Me di cuenta de que tenía que darle un vuelco al negocio, convertirme en un diseñador-empresario capaz de dirigir a un grupo de expertos que elaboraran trajes con un ideal cercano a la perfección, es decir, con niveles de excelencia que nos envidiarían incluso los modistos europeos». Se estableció entonces en una vieja casa de estilo inglés, ubicada en la calle 54 con carrera quinta, donde priman el gusto por los detalles y el esmero de lo bien hecho.  En este ambiente, de distinción y refinamiento, se alza con una intempestividad postmoderna la tecnología de punta.  La tiza que marca una línea o un círculo sobre la tela es aquí una pieza de museo las medidas se toman por computador y esto eleva el rendimiento y disminuye las pruebas antes de cortar el molde final. Ricardo Pava expone sus principios del siguiente modo: «Yo vivo muy al tanto de la moda internacional; viajo a menudo y asimilo las nuevas tendencias.  De todos modos, un país como el nuestro no se rige ni se debe regir al pie de la letra por la moda europea.  Es necesario que el diseñador se adapte a esta realidad, si aquí prevalece un gusto más conservador, uno puede colmar su sed de vanguardismo y de exploración en ciertos aspectos del diseño, si bien debe respetar el clasicismo imperante al menos en los colores.  Así se logra una buena mezcla.  En la confección de mis trajes me atengo menos a las normas que los demás modistos (opto por hacer chaquetas con cuatro botones o sin solapas y escojo telas muy finas, ligeras, insólitas en nuestro medio, aunque también ideales para él, pero al mismo tiempo me inclino por una gama de colores apacibles y casi neutros, que atemperan el aspecto más revolucionario de mis diseños».  Buena parte de los clientes de Ricardo Pava son jóvenes recién egresados de las universidades que no se sienten a sus anchas en la moda tradicional, pero que quieren dar una buena impresión: elegante y no anticuada a la vez.  Por eso sus trajes son livianos, con una apariencia de frescura y tranquilidad que hace olvidar lo excesivamente formal, sin ir en desmedro de la calidad y el buen gusto.  Para lograr estos resultados Pava debe importar sus materiales. “Por desgracia, las textileras colombianas no avanzan al ritmo de, los tiempos.  No se han preocupado por trabajar nuevas líneas ni fibras naturales.  Han seguido un rumbo contra-natura y contra-moda que las ha llevado a la situación crítica en la que se encuentran”.

Tomado del libro La Moda en Colombia, Ediciones Alfred Wild, 1994

Nota de ColArte:  Hay interes en actualizar y complementar la trayectoria de este diseñador

horizontal rule

 


Su carrera empezó en 1988, cuando regresó de estudiar diseño de modas e ­historia del arte en Italia. En 1992, abrió su primera tienda, en 1995 partici­pó en la pasarela de Textilmoda y después en Colombiamoda. En 1996 empezó a producir su línea de Prét á Porter y en 1997 abrió su primera tienda de esta línea. En 1998 ganó el premio a mejor diseñador masculino del año en el marco de Colombiamoda. En el 2.000 su esfuerzo fue aún más grande, y ante más de 2.000 invitados y la presencia del canal El Entertainment Televisión realizó  pasarela. Más de 40 modelos entre los que estaban los mejores de Colombia y varios internacionales, participaron en un show que contó con escenografía y producción de la más alta tecnología a nivel internacional. Su nueva colección retoma la década de los 80’s con una explosión de colorido, sofisticación y mucho lujo. Se ve una gran evolución del estilo de este diseñador bogotano.  Su colección 2.001 muestra propuestas en las líneas Deportiva, Casual, de trabajo y de noche, además de una completa oferta de accesorios como calzado, cinturones, billeteras, gafas, relojes, mancornas y corbatas. Así Pava se reafirmó como uno de los diseñadores de moda masculina más in portantes de América Latina.

Tomado de Bogota esta de Moda - Suplemento especial de El Espectador, 20 de marzo de 2001