Paula Ospina

Bogota

Modelos, Fotografos (Comercial, arte)

Personaje

 

Paula Ospina

www.paulaospina.com

Modelo, fotógrafa

 

:

 
 

   
 


Sitios de Internet

Otras Imágenes en ColArte 

http://afonline.artistsspace.org/view_artist.php?aid=5900

http://www.silviaomedes.net/

http://www.photolounge.eu/Preview.aspx?PhotoId=325&PIndex=2

http://flickr.com/photos/paulaospina/

horizontal rule

 

 


BIOGRAFÏA

Lugar y fecha de nacimiento: Bogota, Colombia 

25 Septiembre de 1977

Nacionalidad: Francesa y Colombiana

Vive y trabaja en Barcelona, España 

ESTUDIOS 

2005 Escuela de Cine y Audiovisual de Cataluña, Barcelona, ESPAÑA 

2003 Vivekananda Yoga Anusandhana Samsthana, Bangalore, INDIA

Terapia de Yoga, Vedanta y sanación holística 

2001 - 2002 International Center of Photography, Independent Studies Program

Teoría, práctica e investigación en Fotografía, Nueva York, EUA  

2000 Ayurvedic Institute, Albuquerque, Nuevo Méjico, EUA

Ayurveda, sanación holística, sánscrito

EXPERIENCIA PROFESIONAL 

2005- 2008 Fotógrafa Profesional

Gestionando mi obra personal de bellas artes participando en varios proyectos alrededor de la imagen como el seguimiento fotográfico de la construcción de un edificio de Jean Nouvelle en Ibiza; Un libro de fotografía de la China y el Tíbet; varias otras exposiciones 

2000 EOS Producciones, Nueva York, Dirección de arte y gestión en distintas producciones 

1994- 2000 Modelo profesional

Ford Model Agency en Nueva York, Milan y Paris, Models 1 en Londres, Image en Tokio; campañas de Yves Saint Laurent, L’ Oreal, Gap y extenso trabajo para catálogos de belleza, moda, comerciales y revistas de moda como Elle, Marie Claire, Bazaar,  etc. 

PROYECTOS HUMANITARIOS 

2002 Foundation for a New Dawn, Nueva York

Co-fundadora de esta ONG que apoyaba a fundaciones Colombianas por medio de fondos adquiridos en el exterior, trabajo extenso con los niños de Mi Familia, Bogota 

2001 Consulado de Colombia, Nueva York: colaboración con el departamento legal encargado de asistir a los internos Colombianos en las cárceles del sector este de EUA 

EXPOSICIONES INDIVIDUALES 

2007 “ Cielo y Tierra ” Galería Badiu 92, Barcelona ESPAÑA 

EXPOSICIONES COLECTIVAS 

2008  “Laberynth” & “ Mix Video Resonance”, UNA Artist Lounge, Balelatina, Basel, SUIZA

2008 “ Fish and Foto” , Galería H20, Barcelona, ESPAÑA

2007 “ Desbordando la Objetividad ” , Fotográfica Bogota, Bogota COLOMBIA

2006 “Sin titulo” Sala Noa, Barcelona ESPAÑA

2005 “La Violencia” BAC, Barcelona Arte Contemporáneo en el centro de Cultura Contemporánea de Barcelona ( CCCB), Barcelona, ESPAÑA

2005 “Silencios” Sala NOA, Barcelona, ESPAÑA

2002 “ Sonicontinuum Artists Collective Group Show “, Remote Space, New York

2001 “Reactions” Exit Art, New York

2000 “Surface 2 Air (www.surface2air.com ) Artists”, Nueva York 

PUBLICACIONES 

2008 4997 KM. Beijing- Lhasa, en colaboración con Run Design y el Grupo Tragaluz, Barcelona 

2001 Pour La Victoire “An Exercise in Editorial Curation”, publicado por Surface 2 Air y SPOON, RU, Nueva York, Paris, FR 

VIDEO PROYECCIONES 

2004  “PHONOESPACIO” con Ilana Ospina y Adam Collyer en Oven, Barcelona  

PRENSA

http://revistamu.com/index.php?id=522

www.jetset.com.co/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=37

horizontal rule

 

 


Paula Ospina, la fotógrafa

Crecí rodeada de las obras del fotógrafo Ernst Haas con quien trabajaba mi tía, estuve constantemente nutrida y conmovida por esas bellas y singulares imágenes. A los 17 años, cuando me fui de casa, la cámara se volvió mi fiel compañera.

Aprendí a fotografiar a medida que tomaba fotos y gracias al material visual que continuamente observaba en las ciudades con gran legado cultural donde viví (Paris, Nueva York, Bangalore, Buenos Aires, Barcelona…). Después de un tiempo estudié más a fondo técnicas de laboratorio y otras herramientas útiles que enseñaban en ICP (Internacional Center of Photography) de Nueva York, en la Universidad de Buenos Aires y en la ESCAC (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña). 

Siento que otro gran maestro ha sido el tiempo, el fotografiar con constancia, la búsqueda de una visión personal, las experiencias vividas y los errores cometidos. Ahora tengo varios escenarios donde trabajo con mi fotografía; principalmente el artístico, pero también la documentación y la dirección de arte.

horizontal rule

   
 


Adios y reencuentro con la pasarela

En su apartamento de Nueva York revolcó toda su existencia. Concluyó que no tenía que abandonar el modelaje sino moderarlo, y al mismo tiempo, ir trabajando otros puntos: la fotografía, el arte de la producción, la pintura. "Me quedan unos seís años como modelo y de algo tengo que vivir". Ya no enfrentó más su pasado y su imagen como una carga, sino como un paso para algún día, pronto, llegar al Artha, "la comodidad, el asentamiento", y luego, al Karma, "que es el amor". Hoy asegura que si se hubiera dejado llevar por sus instintos, tendría cinco hijos, pero que aún no es tiempo para ellos. `Aunque llegarán. Aspiro a mis hijos, como todas las mujeres, a un esposo y un hogar". Hoy (2001) anda en París, preparando un viaje a Alemania. Luego regresará, feliz, por que ya encontró un centro de Ayurveda en Francía. Allí volverá a meterse entre textos antiguos, aceites y yoga para emprender el camino hacía el Moksha, la liberación del mundo.

Tomado de la Revista Cromos No. 4355, julio 23 de 2001

horizontal rule

 


Ganaba 60,000 dolares y no era feliz

por Gloria Castrillón

Cuando estaba en la cúspide de su carrera, se alejo del glamur de las pasarelas para buscar una nueva vida en el Himalaya

Durante mi niñez, veía en la parabólica a las modelos de Sports Illustrated y se me hacía divertido ese mundo glamuroso. Cuando me llegó la propuesta de ser modelo tenía 16 años y acepté porque era una excusa para quedarme en Europa, yo quería ser libre.

Pronto empecé a descubrir que la vida del modelaje era vacía. Había momentos ricos, como cuando me decían que me iba una semana a Tahití, pero tenía que convivir con un equipo insoportable. Era un mundo de sinsabores.

Mi vida era muy dispersa, trabajaba en cualquier parte del mundo, en Londres, en París, en África, en Tokio... Mis emociones subían y bajaban muy fácil. Un buen desfile no me producía felicidad. Yo era feliz cuando me permitían ser creativa o cuando ganaba un contrato importante, como las campañas de GAP o la de Pantene, la portada de Elle y la campaña de Yves Saint-Laurent con Mario Sorrenti.

Me retiré del modelaje cuando tenía 22 años porque sentía un gran vacío. Mi trabajo no me exigía ni intelectual ni creativamente y yo sentía que podía aportar. No valoraba el dinero, con lo difícil que es ganar plata tan fácil. Hoy veo revistas donde están las chicas que trabajaban conmigo, como Martina Klein, que aún están vigentes y pienso que yo habría podido ser más inteligente con esos recursos, igual me iba a retirar.

En el fondo yo buscaba la felicidad. ¿Para qué sirven 60.000 dólares al día si eres infeliz? Lo que pasa es que nos da miedo dejar las cosas que nos brindan seguridad. Pero no me arrepiento de nada porque pude ir a la India, hice muchas cosas que si no las hubiera hecho entonces, no las habría hecho ahora. De chico uno es muy idealista, diciendo que el dinero no importa. Luego, cuando tienes que ganarte tu vida, te das cuenta de que todo hay que valorarlo.

Yo siempre estuve buscando. Al principio probé con la música, mi hermana había comprado un estudio y buscábamos sonidos. Cuando vivía sola me compré un piano en lugar de un tele-visor. Pero seguía teniendo necesidades. Cambié de agencia, pensando que el problema estaba afuera y no dentro de mí. Después de seis años dejé la Casa Ford, en la que me cuidaban como una niña, y entré a IMG, una de las más grandes. Era más impersonal. tenía menos trabajo y yo me desinteresaba más.

Estudié teatro en Nueva York, hice trabajo social en el consulado de Colombia, solucionando problemas de los presos. Creamos la fundación Nuevo Amanecer con un empresario estadounidense. Yo buscaba unas ONG en Colombia para ubicar recursos de los donantes. En un viaje a Medellín, a Colombiamoda (año 2000), entré a la librería del aeropuerto, compré un libro de Ayurveda y me lo devoré. Eso fue en agosto y en octubre ya estaba en Nuevo México. Dejé el apartamento, el estudio, la fundación y me fui a estudiar yoga.

Me gustó tanto que se me prendió la bombilla y decidí que, como quería dedicarme a algo cercano a la Medicina, y buscaba libertad, la Ayurveda integraba todo. Encontré al doctor Basalad, un hombre muy respetado que llevaba 25 años en el instituto y era el autor del libro que leí. Allí se estudiaba como en la India. Aprendí sánscrito, anatomía, fisiología.

Después de un año, volví y le di una última oportunidad al modelaje. Me fui a Europa por tres meses, hice la portada de Elle y me dije: `Estoy lista para salir de aquí. Ese fue el último trabajo en el modelaje. Cuando lo hice, supe que estaba saliéndome de ese mundo. En eso me ayudó la meditación. Estuve 10 días en silencio aprendiendo una técnica del budismo terabada, el más antiguo. Me senté y vi toda la película de mi vida. Encontré el ancla que necesitaba. Volví a Nueva York y vi todo en blanco y negro y llegué a la conclusión de que no tenía ninguna razón para estar allí, esa ciudad ya no me inspiraba.

Me dejé guiar por lo que la vida me mostraba y me fui a la cuna del ayurbeda, a la India. Busqué una universidad  en Pune, pero me dio miedo meterme siete años a estudiar. Encontré un centro en el sur del país y me quedé 10 meses haciendo un curso. Vivía en el campo, con un balde y tres trapos. Conocí al maestro Swami, estudié bedanta, los textos antiguos en sánscrito.

Pero no estaba lista para despojarme de todo y le dije al maestro que quería tener un novio, vivir otras cosas y él me dijo que cuando una fruta está madura se cae del árbol. Volví a Barcelona en 2003. No sabía qué hacer, me volví maestra de yoga. Seguí con la fotografía como hobbie, me metí a la escuela de cine. Hice varios trabajos creativos.

En mis clases conocí a una alemana que me contrató para hacer fotos en la India. Estuve dos semanas y me quedé un mes más a estudiar con Swami. Ahí me di cuenta de que quería dedicarme a lo creativo, que me encantaba el yoga como filosofía de vida, pero me hacía más feliz tornar fotos. Vi la luz después de 28 años de estar buscando. Eso fue hace cuatro años.

Me dediqué a la fotografía artística. Vendo mis fotos, participo en exposiciones. Este año me fui a trabajar a una oficina de comunicaciones en Barcelona, pensando que necesitaba más estabilidad. Nunca había trabajado en una oficina y fue muy duro cumplir horarios, no poder viajar, perderme una feria de arte. Estuve tres meses en ese trabajo, porque en ese momento me llamaron de Punto Blanco para hacer unas fotos.

Ahora estoy haciendo un libro con unas fotos que tomé en un viaje de Pekín a Lhasa -5.000 kilómetros manejando un carro-. Un amigo me acaba de contratar para hacer fotos de su despacho para su sitio en internet. Jean Nouvel, famoso arquitecto francés, me encargó fotos de un edificio de residencia que está construyendo en Ibiza. Tengo muchos proyectos creativos.

Reconozco que extraño el sueldo de 7.000 dólares al día por unas fotos o los 60.000 por un comercial. Lo que no añoro es lo de los castings. Es insoportable, te la pasas todo el día en un metro, en un bus, para llegar a los sitios. esperar y participar en desfiles corno de ganado, pasar ante gente que ya está cansada de ver chicas.

Eso de sentir que tu único valor es lo de afuera, que no puedes cambiar lo que ya está, esa preocupación por la apariencia, todo era muy desesperante. No importa que tu imagen salga en una valla gigante en Tokio. Si fuera una foto mía, sería la más feliz del mundo.

Ya terminó la búsqueda, ahora se trata de integrar todo a mi vida, de no vivir en los extremos. Tengo mejor imagen mía frente al espejo hoy que antes, pues antes me juzgaba todo el tiempo, si tenía senos o si me encontraba gorditos. Hoy en día mi imagen es mejor, estoy totalmente en paz, tengo equilibrio en mi peso y en mis emociones. El dinero es necesario, pero también se necesita amor, familia, creatividad. No renuncio a lo material, no es sano.

Tomado de la Revista Cromos No. 4720, agosto 30 de 2008