Virginia Vallejo

Cartago, Valle

Modelos, Presentadores, Actores

Personaje

 


Virginia Vallejo

http://virginiavallejo.com/bio.html 

http://virginiavallejo.com/gallery.html

modelo, actriz, presentadora

   
 

Vea iconografía de Virginia Vallejo en ColArte

   
 
Cartago, Valle
 
Actriz - filmografía
  1. Colombia Connection (1979) **
  2. Paco (1975)
  3. Sombra de tu sombra (1991)
     

Presentadora - recuento

  1. Telediario *
  2. Cuidado con las mujeres *
  3. Noticiero 24 horas
  4. El show de las estrellas *
  5. La pareja Show
  6. Hoy por hoy (Magazine de Globo TV) *
  7. Llegaron las mujeres

Imagen inolvidable de Medias Di Lido *

 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005
** Tomado del libro Largometrajes Colombianos en Cine y Video, 2005

 
 


Una promesa que no fue

Virginia Vallejo, como actriz, quedó en la sombra de su sombra

por Natalia Guarin 

Ante los continuos caprichos e incumplimientos de Virginia Vallejo durante las grabaciones de la novela Sombra de tu sombra, los libretistas decidieron no volver a escribirle escenas durante un mes e, incluso, se inventaron un rapto para sacarla de la historia, hasta que se le bajen sus ínfulas de diva.

Según nos enteramos, Virginia se volvió indisciplinada y conflictiva. Pasaba a recoger los libretos un día antes de las grabaciones, no se aprendía los diálogos, exigía que sus escenas se filmaran en horas de la tarde porque en la mañana amanecía muy fea y comenzó a discutir con sus colegas. Por su culpa se trastocaron los planes de grabación y empezó a retrasarse el trabajo de sus compañeros de actuación y el de los técnicos. En un solo día llegaron a grabarse únicamente tres escenas. El ambiente se fue tornando tenso y en represalia por su inconsecuente actitud, los afectados decidieron retirarle la palabra, hasta dejarla aislada casi por completo.

Ante las quejas del elenco, los libretistas no volvieron a escribirle escenas a Virginia durante un mes. Finalmente se inventaron una escena en la que los hombres de García la raptaban y se internaban con ella en la selva.

Sobre la posible salida de la que en un principio era la actriz principal y se fue convirtiendo poco a poco en secundaria, hasta quedar en la sombra de su sombra, Luis González, uno de los libretistas, dice que "todavía no sabemos si regrese de la selva. En lo que a mí respecta, estoy dispuesto a terminar con su personaje, pero su salida depende de lo que decidan las directivas de Caracol. Hay otros protagonistas que adquirieron mayor fuerza y la prueba está en que no le hemos dejado libretos a Virginia desde hace casi un mes y, sin embargo, el rating subió a 62 puntos. Ella llegó muy subida del piso y con tremendos problemas de indisciplina y si sigue así estoy dispuesto a terminar la novela sin ella".

También intentamos hablar con la actriz, pero ella se limitó a responder que no daría ninguna declaración sin haber hablado con las directivas de la programadora.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 025, 30 de septiembre de 1991


 

 

Virginia llora en las sombras

Virginia Vallejo era una mujer fea.  En su adolescencia, durante el bachillerato en el Colegio Anglo-Americano de Cah, su única fama era la de alumna modelo, siempre ocupaba el primer puesto y tenía una memoria extraordinaria, la chica gafufa y cerebral a quien nadie se atrevía a invitar a cine.

Pero un día, esa hija del diplomático manizalita Juan Vallejo y doña Mery García, la niñita que había nacido en la hacienda Morelia de Cartago, Valle, se quitó las gafas y se subió la falda.

Al terminar la secundaria no pudo adelantar los estudios de diseño de modas o de traducción que tanto había soñado, por falta de dinero. En cambio fue maestra de inglés en el Colombo Americano. Y ahí, el éxito no era tanto por el lado académico, sino por sus piernas y sus minifaldas. Sus alumnos quedaban gringos de admiración cuando ella subía las escaleras. Su caminar paraba hasta el tránsito.

A los 19 años era relacionista pública del Banco del Comercio. Allí conoció a un caleño viudo, 25 años mayor que ella, con quien sostuvo un matrimonio por 14 meses. También trabajó en el Jockey Club desempeñando el cargo de relacionista y fue la necesidad económica de una mujer divorciada a los 20 años, la circunstancia que la llevó a la televisión.

UN, DOS, TRES ...PROBANDO

José Nieto y Julio Nieto Bernal fueron los primeros en hacerle pruebas de voz y registro ante cámaras. Aníbal Fernández de Soto y César Simmons tenían un programa de Tv. los sábados... y ahí empezó, entregando el estado del tiempo. Recibió críticas a granel, le decían: "divina pero bruta", sin embargo hoy reconoce que esas críticas fueron las que la convirtieron poco a poco en figura. Margot Ricci fue quizá quien más la insultó durante diez años, pero al final resultó trabajando con ella en Llegaron las mujeres, un programa radial de Caracol, en 1980. Allí, las envidias o rivalidades femeninas se fueron borrando con una amistad que hoy mantienen.

Empezó a ejercer el periodismo en el noticiero de Alberto Acosta, de donde la despidieron por solidarizarse con una huelga de "cargaladrillos". Luego fue presentadora del Noticiero 24 horas. Ya había conocido a David Estível, con quien se casó el 15 de enero de 1975 en Uruguay. Era la época en que defendía los movimientos feministas con vehemencia, y sorprendía a las amas de casa con su famosa frase: No tengo hijos porque me dañan el cuerpo.

Ella hubiera querido ser millonaria para coleccionar obras de arte, claro que durante el tiempo en que los sueldos de la televisión le daban para comprar algo más que vestidos franceses, adquirió algunos libros y pinturas valiosas. Siempre fue una politóloga frustrada, pero ya no se preocupa tanto por esto, sabe que puede ser útil a la gente de muchas formas.

Hasta el momento sólo había actuado en una ocasión: Colombia Connection, una película de Gustavo Nieto Roa. Ya desde entonces sabía que la actuación requería años de estudio "y un talento innato que se descubre en la adolescencia". Cuando se divorció por segunda vez, empezó a trabajar con Jorge Barón haciendo La pareja show, y luego se desapareció del mapa siendo dueña de una programadora.

De cuando en vez, los colombianos la vieron más desnuda que vestida. Así posó para la revista Al Día en 1981, cuando algunos sectores del país se escandalizaron y los comentarios de los cocteles decían que lo había hecho sólo porque estaba de pelea con David Estível. Ella sólo respondió: "Yo no posé desnuda, me tapé los senos con las manos. Esta es una sociedad pacata. Las mujeres inteligentes también se quitan la ropa. Jackeline Onasis y Carolina de Mónaco lo han hecho. Lo que sucede es que en este país hacen falta unos cuantos Clubs Mediterranée".

LA MAQUINARIA DEL CHISME

A comienzos de 1987 circularon todo tipo de rumores sobre su paradero. Se dijo que estaba oculta o perdida, que le habían desfigurado el rostro, que era novia de Pablo Escobar, que tenía sida y que estaba moribunda en un hospital, que tenía cáncer en el cerebro, incluso que había sido madre de unos lindos trillizos.

Ella por su parte nunca se preocupó por aclarar ni desmentir nada. Atribuyó los chismes a algunas mujeres que por cualquier motivo la de testan. En su momento afirmó que lo único que le importaba era todo aquello que la engordara.

Hay personajes que se ven rodeados por el misterio y tienen personas interesadas en armarles historias y crearles suspensos, pero no hay tal. Lo cierto es que dentro del biorritmo laboral y público de Virginia Vallejo siempre han existido lapsos de anonimato, desapariciones tal vez intencionales o necesarias, para después llegar y sorprender con más fuerza; puede ser una técnica de trabajo o una forma de tomar oxígeno en la vida.

El próximo 26 de agosto, Virginia Vallejo habrá dado buena cuenta de sus 41 años. Se puede decir que es toda una cuarentona por las experiencias adquiridas y una "cuarentina" por la lozanía que aún guarda su belleza.

"Yo no tengo un cuerpo producto de un gimnasio -dijo a Tv y Novelas-, no tengo ese concepto de la belleza. Yo soy muy de la naturaleza." En dos ocasiones se ha manda do operar la nariz, pero este no es motivo suficiente para que algunos anden diciendo por ahí que sus rasgos son "producto de quirófano".

AHORA EN LAS SOMBRAS

Hace unos años dijo que no volvería a la televisión, que esa era una etapa superada de su vida, sin embargo ahora regresa como actriz. No quería hacerlo leyendo noticias en un teleprónter. Esa era una técnica menor para alguien como ella, dueña de una memoria prodigiosa. "Presentar noticias de bombas en los años 90 era dar un paso atrás, aun que me hubieran ofrecido 10, 20 y hasta 40 millones de pesos."

"Estoy en una onda americanista, en el plan de mostrar la Colombia bella de Juan Valdés, en que no se maten los unos y los otros." Después de estudiar en Alemania gracias a una beca, de presenciar todo el proceso de la caída del Muro de Berlín, encontró el motivo preciso para reaparecer; haciendo el papel de maestra -nada extraño para ella-, personificando a la mujer trabajadora y libre, dedicada a sembrar y dar ejemplo de progreso y amor por Colombia. Virginia Vallejo es ahora una campesina, en el sentido bello de la palabra.

Ha tomado con responsabilidad la actuación, como todo lo que ha hecho. Esto no quiere decir que no le haya costado trabajo, tal vez por eso, cuando su personaje ha tenido que llorar, ella lo ha hecho de verdad.

No hay duda de que despertará emociones en los televidentes y críticas en los llamados especialistas quienes le perseguirán hasta el cansancio sus cualidades histriónicas. Pero su participación en Sombra de tu sombra será tan solo el inicio de su regreso. Ella quería volver a su país en el preámbulo de los quinientos años del descubrimiento de América. Tal vez prepara algo para la nueva licitación, lo ha dejado entrever. De ella se puede esperar muchas cosas, porque nunca ha dejado de ser una cajita de sorpresas.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.12, 1 de abril de 1991


 

 


Las memorias ...

La ex presentadora de televisión decidió en 2006, tras muchos años de silencio, contar su historia de amor con el narcotraficante Pablo Escobar. El romance se inició durante la vida pública del capo, a comienzos de la década de los 80, pero luego se extendió hasta los años más oscuros del delincuente, cuando se le conocía como el jefe del Cartel de Medellín. Testigo de excepción de algunas de las decisiones más macabras de Escobar, Vallejo se arrepintió frente a las cámaras de haberlo querido tanto, pero de paso salpicó en su confesión a varios políticos: acusó al ex senador Alberto Santofimio Botero de instigar a Escobar para matar a Luis Carlos Galán y afirmó que la toma del Palacio de Justicia fue una idea del M-19 respaldada por los extraditables. Sus denuncias fueron publicadas en su libro Amando a Pablo. odiando a Escobar, en octubre de 2007.

Tomado de la Revista Cromos No. 4710. 21 de junio de 2008